Martin Margiela: el diseñador al que nadie ha visto desde 1997

El diseñador misterioso que no se toma fotos y no concede entrevistas.

1822
- Publicidad -

El diseñador belga que llegó a París para instaurar una nueva y desafiante estética fundamentada en la deconstrucción, los terminados burdos, el reciclaje y la transformación. Martin Margiela es conocido por ser un diseñador anónimo, cuyo rostro es prácticamente desconocido, manteniendo un perfil bajo que permitió que sus creaciones hablaran por sí mismas.

Martin Margiela nació en Bélgica en 1957 y se graduó en 1979 de la prestigiosa Royal Academy of Fine Arts de Amberes, alma máter de “Los Seis de Amberes”, un grupo de diseñadores vanguardistas conformado por Dries Van Noten, Ann Demeulemeester, Dirk Van Saene, Walter Van Beirendonck, Dirk Bikkembergs y Marina Yee. Posteriormente Margiela fue asociado a este famoso grupo como miembro honorario.

Publicidad

Una vez egresado, se trasladó a París y trabajó diseñando de forma independiente durante cuatro años hasta que en 1984 se convirtió en asistente y buen amigo del diseñador francés Jean Paul Gaultier, con quien desarrolló toda su creatividad y puso en práctica su genialidad vanguardista hasta 1987. Jean Paul Gaultier era en ese entonces toda una figura pública y eso fue precisamente lo que Martin Margiela detestaba del medio de la moda; de esa experiencia fue de donde surgió la filosofía de anonimato del diseñador belga.

Foto: Shutterstock, Jean Paul Gaultier y amigos en camino a un desfile 1984

A lo largo de su carrera, Margiela ha mantenido un perfil personal muy bajo. Nunca ha dado una entrevista en persona y siempre está escondido durante los desfiles. Su aspecto actual se desconoce, pues el único y más reciente retrato público del diseñador fue tomado en 1997. Cualquier contacto que se haya tenido con él ha sido por escrito y a larga distancia.

En 1983 conoció a la cazadora de talento Jenny Meirens quien quedó encantada con su talento y le propuso asociarse con ella para fundar en 1988 la firma Maison Martin Margiela que presentó su primera colección “Destroy Fashion” en el Café de la Gare de París, siendo ésta la primera de muchas colecciones presentadas en lugares alternativos con modelos poco convencionales usualmente encapuchadas.

Foto: Shutterstock, Maison Martin Margiela 1995

Margiela instauró una nueva vanguardia estética reconocible por costuras visibles, dobladillos cortados sin terminar o sin coser, cintas en lugar de botones, y las icónicas botas Tabi, unos zapatos inspirados en los calcetines tradicionales japoneses con una división en el primer dedo del pie.

Foto: IMaxTree

Su genialidad fue comparada con la diseñadora Rei Kawakubo quien también introdujo conceptos anti-moda. Además se le atribuye la vanguardia de la moda parisina de los 90s junto con el diseñador austriaco Helmut Lang, quienes crearon diseños minimalistas de líneas limpias y elegantes.

Foto: Shutterstock, Martin Margiela FW 1994

Las etiquetas de las prendas de Margiela son un perfecto ejemplo del minimalismo, anonimato y “anti-marketing” con los que Martin Margiela quería identificar sus creaciones, éstas consisten en un rectángulo blanco sujetado por cuatro costuras simples en cada esquina y con una serie numérica del 0 al 23, indicando con un círculo el número de la línea al que pertenece la prenda.

En 1997 Martin Margiela fue apuntado como Director Creativo de la firma centenaria Hermès, renovando la línea femenina de prêt-à-porter y marcando un hito en la historia de la maison francesa. Margiela dejó este cargo en 2003 después de siete años de haber diseñando simultáneamente para Hermès y su firma homónima.

Foto: Shutterstock, Hermès FW 2006

En 2002 Maison Martin Margiela fue adquirida por OTB Group, un conglomerado de marcas de lujo al que también le pertenece Marni, Viktor & Rolf y Diesel. A partir de ese momento Martin Margiela empezó a cansarse de la industria de la moda, por lo que empezaron a correr rumores de que dejaría la dirección creativa de la maison.

Foto: Shutterstock, Maison Martin Margiela SS 2009

En 2012 lanzó una colección en colaboración con H&M que consistió en amplias prendas desestructuradas de líneas masculinas y un toque sartorial.

El conglomerado de lujo ofreció sin éxito el puesto de Director Creativo a Raf SimonsHaider Ackermann, por lo que continuó al mando creativo de un grupo de jóvenes creativos hasta 2015, cuando el diseñador John Galliano regresó a la industria de la moda debutando como Director Creativo de Maison Martin Margiela, cambiando el nombre de la firma a simplemente Maison Margiela y colocándola de nuevo en el mapa. John Galliano continúa como Director Creativo de Maison Margiela hasta el día de hoy.

Foto: Shutterstock, Maison Martin Margiela FW 2018