Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Publicidad

5 posturas de yoga que mejorarán tu calidad de sueño

¡Te enseñamos la rutina ideal!
vie 04 marzo 2022 01:54 PM
yoga-dormir-mejor-noches-asanas-posiciones-insomnio-tiempo-calidad-sueño-descanso.jpg
William Farlow

El yoga se ha convertido en uno de nuestros mejores aliados para lograr un estilo de vida mucho más saludable; nos ayuda a levantarnos con más energía y de mejor humor, a mejorar nuestra coordinación y hasta a fortalecer nuestro sistema digestivo e inmunológico. ¡Sí! El yoga no es milagroso, pero casi.

Por lo mismo, no nos sorprende que sea el ejercicio que necesitamos para dormir como bebes todos los días. ¡Te enseño cuáles son las posiciones que tienes que hacer para que tus noches estén repletas de descanso!

Publicidad

Beneficios de hacer yoga antes de dormir

¿Sufres de insomnio, tienes poco tiempo para dormir o simplemente quieres descansar mejor? Entonces, incorporar un poco de yoga antes de acostarte, convertirá tus noches en un sueño hecho realidad, literalmente. Con esta simple rutina de tan sólo 15 minutos, podrás reducir la tensión muscular de un día pesado (sobre todo en esta era del home office), promover una buena respiración, liberar ese estrés y ansiedad que te acompaña diariamente y, lo mejor de todo, te ayudará a aumentar los niveles de melatonina en el cuerpo para que mejore la calidad y duración de tu sueño. ¡Ponlo en práctica!

ELLE PARÉNTESIS: Así como el yoga matutino, estas posturas también las puedes hacer sobre tu cama o tu tapete de yoga favorito. Respira profundamente a lo largo del ejercicio y concéntrate en tu objetivo. ¡Eso sí! Asegúrate de que tu rutina sea lo último que hagas antes de irte a la cama. ;)

Publicidad

1. Postura del héroe con dedos en la frente (Virasana)

¡La posición perfecta para concentrarte en lo que deseas y despejar tu mente! Siéntate sobre tus rodillas y mantén la espalda muy recta. Después, ubica tus manos encima de tus muslos e inhala fuertemente. Cierra los ojos, lleva tu mano derecha hacia la frente y coloca la yema de tus dedos índice y corazón justo en el centro. Exhala lentamente. Permanece así dos minutos mientras coordinas tus respiraciones y visualizas qué es lo que buscas con este ejercicio.

Publicidad

2. Postura del niño (Balasana)

Una vez que termines con tus respiraciones iniciales, exhala fuertemente y baja lentamente sobre tus rodillas hasta que tu frente toque la superficie de tu mat. Estira tus brazos hacia delante y cierra los ojos. Esta postura te ayudará a liberar el estrés y la tensión de los músculos de tu espalda y de tus hombros para aliviar esos terribles dolores dorsales; ¡que paz!

Publicidad

3. Postura de la mariposa (Baddha Konasana)

Siéntate sobre tus pompis y estira las piernas lo más que puedas. Después, con la espalda súper recta, junta las plantas de tus pies frente a tu cuerpo y tómalos con tus manos. Sentirás como tus rodillas se empiezan a abrir y tu espalda se empieza a curvar. Tranquilo, confía en el proceso y cierra nuevamente tus ojos hasta que tu cronómetro te avise que es hora de cambiar de posición. Esta postura es ideal para soltar la tensión de las piernas y de la cadera, sobre todo si hiciste ejercicio o estuviste mucho tiempo de pie durante el día. ¡OJO! No eches la cabeza hacia atrás porque puedes lastimar los músculos de tu espalda.

4. Postura de rodillas al pecho (Apanasana)

Este asana es el indicado para ayudarte a liberar la ansiedad de tu cuerpo y calmar tu presión arterial, justo lo que necesitas para conciliar el sueño. Acuéstate sobre tu espalda con los hombros muy bien anclados sobre la superficie que hayas escogido y con las piernas y los brazos muy bien estirados. Lentamente, lleva tus rodillas hacia el pecho y abraza fuertemente tus piernas. Inhala y exhala profunda pero muy tranquilamente. Para este punto del ejercicio, tu mente estará más relajada que nunca pues habrá distribuido la energía por todo tu cuerpo.

5. Postura del cadáver (Savasana)

¡Estás apunto de terminar! Como su nombre lo dice, esta postura requiere que estés acostado y sin hacer absolutamente nada por unos cinco minutos. Relaja completamente tus músculos y profundiza en tu respiración. Los beneficios de esta última postura son muchísimos, te ayuda a disminuir el dolor de cabeza, el cansancio, hará que tu actividad mental se reduzca para que, sí, ¡te de sueño! ¡Eso sí! No te vayas a quedar dormido, aún tienes que apagar la luz y meterte a la cama ;)

Tags

Yoga Dormir
Publicidad