Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Publicidad

¿Ejercicios para la zona íntima? ¡Existen y debes ponerlos en práctica!

Te contamos sus beneficios y cómo hacerlos correctamente
lun 06 diciembre 2021 11:09 AM
ejercicios-zona-íntima-práctica-kegel-beneficios-músculos-pélvicos-vaginales-entrevista-órganos-vejiga-sexualidad-orgasmo-ginecóloga-fisoterapeuta.jpg
Woman

Hacer ejercicio es un must para mantenernos saludables pero, ¿sabías que le tienes que prestar la misma atención a tu zona íntima ? ¡Así como lo escuchas! Ejercitar los músculos vaginales tiene muchísimos beneficios . La pregunta es: ¿cómo lo hacemos? ¡Con los ejercicios Kegel! Platicamos con la Dra. Betania Mazón González, obstetra y especialista en cirugía de mínima invasión, egresada de la Universidad Autónoma de México y certificada por el Consejo Nacional de Ginecología y Obstetricia, para que nos contara todo sobre estos ejercicios. Debemos decirte, ¡quedamos en shock!

Publicidad

ELLE: ¿En qué consiste la eficacia de los ejercicios Kegel?


B.M: Son ejercicios que sirven para fortalecer los músculos encargados de sostener varios órganos como el útero, la vejiga y los intestinos. Cuando estos músculos no tienen suficiente fuerza, podemos tener incontinencia urinaria o prolapso de órganos pélvicos (lo que se conoce como “vejiga caída”). Su eficacia depende (como cualquier otro ejercicio de fortalecimiento muscular) de que los realicemos de forma adecuada y con regularidad.

ELLE: ¿Por qué se necesita fortalecer el suelo pélvico?


B.M: Es importante fortalecerlo ya que, con la edad, se suele debilitar este sostén, especialmente después de los embarazos. Otros factores que nos puede debilitar el suelo pélvico son: tener sobrepeso, la tos crónica y el estreñimiento. Una mujer con suelo pélvico fuerte puede evitar la incontinencia urinaria cuando sea mayor y el prolapso o descenso de los órganos pélvicos.

Publicidad

ELLE: ¿Por qué realizar ejercicios Kegel mejora la actividad sexual?


B.M: Porque los músculos del suelo pélvico también tienen un rol importante en la excitación, respuesta y satisfacción sexual. El debilitamiento de estos músculos puede causar menor respuesta sexual y dificultad para tener un orgasmo. Especialmente en mujeres que están en el postparto, son mu y útiles para recuperar el tono de los músculos que se esforzaron tanto durante el parto y tener menos dolor al volver a tener relaciones, así como disfrutarlas más.

ELLE: Y con respecto a los orgasmos, ¿qué es lo que cambia?


B.M: Si tenemos alguna debilidad del suelo pélvico y hacemos estos ejercicios, podemos recuperar la intensidad de los orgasmos . Hay que recordar que la respuesta sexual es muy compleja en cada mujer, pero si notamos que después de los embarazos o en la menopausia tenemos más dificultad para llegar al orgasmo, definitivamente estos ejercicios pueden ayudar siempre que seamos constantes al hacerlos y, además, también los puede hacer nuestra pareja.

Publicidad

ELLE: Dejando a un lado el campo sexual, ¿qué otras ventajas nos ofrecen los ejercicios Kegel?


B.M: Son ejercicios que mejoran la continencia urinaria y previenen la pérdida de orina durante los esfuerzos. Las ventajas de tener un suelo pélvico en buena condición es que cuando seamos mayores no tendremos tanto escape de orina, podemos disminuir la posibilidad de que descienda la vejiga u otros órganos pélvicos y por tanto evitar cirugías.

ELLE: ¿Los ejercicios Kegel pueden ser perjudiciales en exceso?


B.M: No, pero si puede ser perjudicial realizarlos de forma incorrecta. Siempre hay que asesorarse de los expertos para saber si los estamos realizando adecuadamente (puede ser de tu ginecóloga, urólogo o fisioterapeuta).

ELLE: ¿Cuál es la forma correcta para realizar los ejercicios Kegel?


B.M: Debemos estar cómodas, acostadas boca arriba, con la pelvis en posición neutra y las rodillas ligeramente separadas, hay que contraer los músculos pélvicos (podemos imaginar que estamos intentando contener la orina o un gas), al mismo tiempo de que inspiramos y contamos hasta 4, después relajamos los músculos al mismo tiempo que exhalamos. Para iniciar basta con mantener la contracción de los músculos por 3 segundos y después podemos aumentar el tiempo hasta 10 segundos. De igual forma podemos iniciar con 5 repeticiones en dos sesiones al día, hasta aumentar a 20 repeticiones por sesión. Una vez que nos sintamos más cómodas al realizarlos, podemos hacerlos sentadas, o incluso de pie. Se recomienda hacerlos 3 veces por semana, dos sesiones de 20 repeticiones al día (aproximadamente 15 minutos por sesión).

Tags

Mujeres ejercicio
Publicidad