La sociedad los odia, la moda trata de hacer que sucedan: el movimiento pro-Crocs

Cómo la moda ha acogido e impulsado esta fea tendencia.

706

Desde el 2009 habíamos olvidado que existían los Crocs, o por lo menos los habíamos archivado en nuestro cerebro bajo la clara etiqueta de “No usar jamás en la vida”. Desde que aparecieron hace más de una década, se convirtieron en el epítome de la desfachatez en la moda y el colmo del mal gusto.

En la moda todo iba muy bien, hasta que llegó el diseñador georgiano Demna Gvasalia (conocido por sus disruptivas y escandalosas ideas) al mando de la firma francesa Balenciaga, haciendo que sucediera lo imaginable: trajo de vuelta los Crocs. ¿Qué? sí, acompáñanos en esta breve cronología de lo que es probablemente la tendencia más polémica de los últimos años.

Foto: Shutterstock
Publicidad

Los Crocs son un tipo de calzado abierto en forma de zueco y con pequeños orificios de ventilación. Salió por primera vez al mercado en 2002 convirtiéndose en un gran éxito playero y para deportes acuáticos. En 2006 la reputación de este calzado se vio seriamente afectada debido a accidentes registrados por atascarse peligrosamente en las escaleras eléctricas y acumular electricidad estática.

Foto: Shutterstock

La primera firma en traer los Crocs de vuelta (incluso antes de la polémica de Balenciaga) fue el diseñador británico Christopher Kane, quien para su colección primavera/verano 2017 incluyó interesantes propuestas con texturas rocosas y después para otoño/invierno de ese mismo año, los volvió a presentar, pero esa vez con faux fur. Finalmente, nos demostró que jamás se dará por vencido, sacando una reciente versión con pom poms y animal print.

Foto: Christopher Kane

Balenciaga presentó para primavera/verano 2018 una de las piezas más escandalosas de la nueva dirección creativa: crocs de plataforma con pequeños adornos accesorios en los orificios. Irónicamente, por ser una pieza polémica, se agotó antes de salir a la venta.

Foto: IMaxTree, Balenciaga SS18

Por si fuera poco, en este misma colección también se presentaron unos stilettos-crocs de goma de diferentes colores con pequeños y divertidos adornos en la parte superior.

Foto: IMaxTree, Balenciaga SS18

Desde esa criticada pero alabada colección, diferentes marcas han lanzado sus propias propuestas escandalosas, sumándose a la corriente en donde lo feo es tendencia. Una de las propuestas antiestéticas que nos dejó con la boca abierta fueron los tenis-tacón de Dsquared2 primavera/verano 2019.

Foto: Dsquared2 SS19

Como respuesta a este inesperado empuje, la propia marca estadounidense Crocs ha aprovechado esta tendencia lanzando unas autenticas sandalias de goma con tacón bajo. ¿Te atreves?

Foto: Shutterstock

Recientemente, el joven artista gráfico Gab Bois creó una controvertida y popular imagen en la que se ve un peculiar híbrido entre unos zapatos altos de tacón rosa transparente con un empeine de Crocs. Esta pieza no es real, es simplemente arte visual creado tras muchas horas de Photoshop. Pero, no nos sorprendería que se materializaran en un intento más de la moda para hacer suceder a los Crocs.

@balenciaga inspired

A post shared by Gab Bois (@gabbois) on