El guardarropa inédito de Frida Kahlo sale por primera vez de México

La colección de vestidos típicos de la pintora se muestran en Londres.

546

Después de la muerte de Frida Kahlo, muchas de sus pertenencias como objetos de valor sentimental y de uso personal fueron resguardados fuera de la vista del público cuando La Casa Azul (que fue su hogar desde su nacimiento en 1907 hasta su muerte en 1954) se convirtió en un museo en 1957. Después de medio siglo; su ropa, joyería, cosméticos y otros objetos clave que relatan la vida de la pintora, por fin volvieron a ver la luz.

Única, subversiva y contradictoria, la pintora mexicana Frida Kahlo es una de las artistas más significativas del siglo XX. Es conocida internacionalmente por sus extraordinarias vivencias, estilo personal y vívida obra. Frida se ha convertido en una figura de culto, su imagen ha sido inmortalizada en numerosas fotografías y ha sido apropiada por artistas, feministas y firmas de moda como Jean-Paul Gaultier, Givenchy, Valentino, Kenzo y Gucci.

Foto: Frida Kahlo por Leo Matiz, 1943
Publicidad

Durante cinco décadas, estos objetos personales estuvieron almacenados en el baño de la habitación de Frida en La Casa Azul por orden de su esposo Diego Rivera, que dio claras instrucciones de que todas las cartas, documentos, libros, y otros objetos personales que consideraba importantes, fueran resguardados ahí bajo llave.

Foto: Exterior de La Casa Azul por Bob Schalkwijk

Con el nuevo milenio, un grupo de intelectuales y especialistas en el tema, insistieron en que era de gran importancia biográfica conocer qué había ahí adentro. Así que en 2004 Hilda Trujillo, directora del museo, cedió a descubrir este tesoro. Ella confiesa que al inicio se sintió como una intrusa en la privacidad de Frida, sin embargo, reconoció que si estos objetos no se preservaban oportunamente, estaban destinados a desaparecer.

Foto: Javier Hinojosa, lentes que pertenecieron a Frida Kahlo

La revelación de esta colección de objetos íntimos de Frida Kahlo, sirvió enormemente para comprender mejor su vida y su arte. Entre las piezas del archivo, destaca su colorida indumentaria indígena mexicana con auténticas manchas de pintura y claras señales de uso, joyería prehispánica, corsés ortopédicos pintados, cartas de amor y maquillaje de la época como su labial favorito de Revlon ‘Everything’s Rosy’ y el lápiz con el que enfatizaba su legendaria uniceja.

Foto: Javier Hinojosa, cosméticos que pertenecieron a Frida Kahlo

Desde el momento de su descubrimiento, el Museo Frida Kahlo comenzó la ardua tarea de clasificar y restaurar los objetos, por lo que su existencia no fue anunciada hasta 2007 y cinco años después, en 2012 fue presentada la exhibición ‘Las Apariencias Engañan’ donde se muestran los vestidos de la pintora.

Foto: Javier Hinojosa, vestido típico de Frida Kahlo. Derecha: mancha de pintura en el tejido

Por primera vez, más de 200 objetos de esta colección han salido de La Casa Azul como préstamo al reconocido Victoria and Albert Museum de Londres y están exhibidos junto con pinturas y fotografías para comprender la difícil historia de vida de la pintora y sobre todo, explorar su estilo personal; el cual ejecutaba con maestría para brindarle fuerza emocional, desarrollar un sentido de identidad personal como mexicana y a la vez transmitir un mensaje socio-político con simbología religiosa y comunista.

Foto: Javier Hinojosa, vestido típico de Frida Kahlo

Este préstamo al V&A es muy beneficioso para la colección, pues el museo británico apoyará al trabajo de restauración de más de 22,000 documentos, 300 prendas y otros textiles como manteles y ropa de cama, muchos de ellos bordados por la madre de la pintora y por Frida misma.

Foto: Miguel Islas, restauración de joyería de Frida Kahlo

Si tienes planeado visitar Londres próximamente, no te puedes perder “Frida Kahlo: Making Her Self Up”, esta muestra excepcionalmente curada, estará abierta hasta el 4 de noviembre de 2018. Tiene un costo de £15 y te recomendamos que programes tu visita con anticipación a través del website del Victoria and Albert Museum.