Así fueron los últimos días de Amy Winehouse en Londres

Hacen siete años que Amy Winehouse falleció y su partida todavía sorprende por el gran talento que tuvo. Aquí la forma en que pasó sus últimos días.

1018

Hacen siete años que Amy Winehouse falleció y su partida todavía sorprende por el gran talento que tuvo. Por la forma en que murió en su casa de Camden Square en Londres, se esperaría que la intérprete de “Rehab” estuviera en su peor momento, pero no fue así.

En sus últimos días, Amy se dedicó enteramente a su música, declaró el productor Salaam Remi a Rolling Stone. Con él, Winehouse trabajó para su último disco, “Lioness: Hidden Treasures”, que se publicó en diciembre después de su muerte. Luego de un desastroso show en Belgrado, Serbia, la cantante estaba arrepentida y dejó de tomar.

Publicidad

Así, en junio dio un concierto para amigos en London’s 100 Club donde los testigos dijeron que fue una gran noche para Amy. “Su voz estaba bien, su ingenio y tiempo estuvieron perfectos”,comentó su padre Mitch Winehouse. Entonces la recuperación de la artista parecía un hecho. Su problema no era con las drogas, llevaba tres años sin consumirlas, fue su alcoholismo.

Amy no amaba la fama, regresó a Camden para alejarse de ella, pero fue imposible. La persecución de los paparazzi no ayudó a su recuperación. “No podía ir a ningún lugar, siempre estaban en su cara”, relató uno de sus amigos, Charles-Ridler. Entonces la compositora de “Back to Black” se refugió en casa hasta quedarse sola. Sus amigos ya no querían estar con ella.

El día de su muerte, 23 de julio de 2011, The Guardian reportó que Amy fue a una revisión con su doctor, regresó a casa, tocó la batería y cantó hasta la madrugada. Su guardaespaldas la revisó y vio que estaba dormida. Al despertar, la visitó de nuevo y parecía dormida, así que la dejó. Fue hasta las cuatro de la tarde del sábado que la revisó de nuevo para darse cuenta que había fallecido.

Getty

Aunque el mundo juzgó la destrucción que Amy se causó, las personas en su vida y los medios también tienen parte en eso.“Era una estrella, pero quiero que las personas recuerden que también era solo una chica”, recordó Charles-Ridler.