Limpia tu clóset. Te damos los 5 pasos para hacerlo este fin de año

Cómo limpiar y organizar tu clóset fácil y rápido

1069
Foto: Shutterstock, Sex and the City
- Publicidad -

Alguna vez nuestra fashionista favorita, Carrie Bradshaw dijo “Me gusta mi dinero justo donde puedo verlo: colgando en mi clóset” y es muy cierto, invertimos una gran cantidad de dinero en nuestro guardarropa, por eso merece toda nuestra atención, o por lo menos de vez en cuando.

Estamos a nada de que termine el año y en pleno invierno; es el momento perfecto para una limpieza, renovación y merecido mantenimiento de nuestro armario, que sin duda, nos dará las gracias con nueva inspiración para crear outfits increíbles. Qué mejor que este mismo fin de semana para de una vez por todas, tomarte un tiempo para deshacerte de lo innecesario y dejar entrar cosas nuevas y positivas a tu vida.

Foto: Shutterstock
Publicidad

Para muchos, limpiar su clóset se trata de una actividad casi terapéutica y espiritual. Dejar atrás algunas cosas puede ser difícil y hasta traer cierta nostalgia, pero con disciplina, voluntad y buena música, podrás lograrlo en 5 sencillos pasos:

1 Saca TO-DO donde puedas verlo

Literalmente saca toda tu ropa y ponla en un lugar amplio y visible (sí, el piso está bien), al inicio puede parecer un desastre y ser un tanto frustrante, pero no te desesperes, este es sólo el primer paso.

Foto: Shutterstock

2 Separa en dos grandes grupos

Ahora, vas a separar toda tu ropa en dos grandes montones: ropa de primavera/verano y ropa de otoño/invierno, o para que no te confundas, simplemente en prendas ligeras y gruesas. Aún no descartes nada, apenas estás descubriendo viejas prendas que ni siquiera sabías que tenías.

Foto: Shutterstock

3 Organiza en tres pilas

Cada uno de esos dos grandes grupos, los vas a separar en 3 pilas diferentes:

a) Se queda: conserva es-tric-ta-men-te sólo lo que usas frecuentemente y está (o pronto estará) de moda. Para esto puedes hacerte una idea dándole una leída a las tendencias primavera/verano 2019 de Nueva York, Milán y París.

b) Se va: deshazte de absolutamente todo lo que no has usado en dos temporadas, si no te lo has puesto en un año, no lo volverás a hacer jamás.

c) Se lava o se arregla: haz una pila de las cosas que estén sucias o huelan mal por estar guardadas. Dentro de ese mismo grupo incluye aquellas prendas que vale la pena llevar con tu costurera de confianza, como esos pantalones que amas pero que ya te quedan un poco grandes, así estarás contribuyendo al consumo responsable de moda.

Foto: Shutterstock

4 Organiza todo

Enfócate en la pila de lo que “se queda” y usa ganchos, cajas, cajones y todo lo que necesites para organizar todo como a ti te gusta, ya sea por tipo de prenda o por color, eso depende de ti, aunque te recomendamos mantener visible y a la mano la ropa para esta temporada de frío y poner la ropa para primavera/verano al fondo de tu clóset para que cuando llegue la próxima temporada, sólo tengas que rotarla.

Foto: Shutterstock

5 Donar, reciclar y vender

Estar siempre al último grito de la moda también implica ser consciente y responsable de la forma en que consumes y desechas tu ropa. La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, sólo después de la petrolera. Miles de toneladas de ropa llegan a los vertederos de basura y mares, y algunos textiles sintéticos (como poliéster y nailon) tardan tanto en descomponerse como los infames popotes. Para reducir significativamente nuestro impacto ambiental, debemos alargar la vida de nuestras prendas al máximo.

a) Donar: esta es siempre la mejor opción, recuerda que “la basura de una persona, es el tesoro de otra”. Esa chamarra que a ti te parece pasada de moda, puede ser de gran utilidad para los que menos tienen. Busca centros, organizaciones, caridades, refugios e iglesias cerca de tu casa que estarán muy agradecidos por tu donación.

b) Reciclar: la alternativa más amigable con el medio ambiente es reciclar tus prendas, puedes hacerlo tú mismo dándoles un giro creativo (up-cycling) o puedes dejarlas en centros para que las conviertan en nuevos textiles. En las cajas de las tiendas de H&M puedes dejar tu ropa (sin importar la marca o condición) y recibirás un cupón de descuento para tu próxima compra.

c) Vender: podrás darle una segunda vida a aquellas piezas de lujo que ya no uses, vendiéndolas en tiendas vintage especializadas como Troquer, en donde recibirás un porcentaje del precio de tu artículo, con el cual podrás comprar otra pieza vintage ahí mismo.

Foto: Shutterstock

Una vez que tengas un clóset limpio y organizado, sentirás que te quitaste un peso de encima y estarás listo para disfrutar del 2019 sin ninguna preocupación. Además, podrás empacar con mayor facilidad y crear looks ganadores ahora que sabes todo lo que tienes y puedes ver tu ropa con claridad, así que ¡manos a la obra!

Foto: Shutterstock