Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Publicidad

La guía infalible para empezar a correr sin sufrir (ni llorar) en el intento

Les prometo, es fácil
vie 03 marzo 2023 10:39 AM
unsplash-correr-run-empezar-guia-tenis-ejercicio.jpg

Olvídate de la horrible experiencia que era correr en clase de educación física, correr es IN-CRE-Í-BLE. Lo único que tienes que hacer para empezar a correr es disfrutarlo y hacerlo bien (y por bien, no me refiero a rápido). Cuando empecé a correr, hice muchísima investigación y la puse a prueba; esta es la guía infalible para empezar a correr sin llorar ni morir en el intento, probada y comprobada varias veces porque lesiones y descansos largos ;).

Publicidad

1. Empieza lento (lento, lento)

No te obsesiones con ir rápido ni con correr 5 kilómetros en tiempo olímpico; corre lento. Corre a una velocidad que se siente cómoda, fácil y feliz. Esto te ayudará a que realmente disfrutes del proceso y no sientas que te estás ahogando. Si te da pena “correr lento”, llámalo “correr suave” y olvídate de lo que te dice tu reloj. Al principio, lo más importante es que lo disfrutes.

2. Aprende a respirar

Suena obvio y condescendiente, pero todo lo contrario. Respirar bien te ayudará a sobrellevar el entrenamiento un millón de veces mejor. Lo más sencillo que puedes hacer es inhalar por la nariz durante dos pasos y exhalar por la boca durante los siguientes dos. Puedes ir contando en tu mente “1, 2… 1, 2…” como una forma de meditación. Aquí te dejamos más consejos.

 

3. Acuérdate de la postura

Espalda recta, core apretado (hola, abs), mirada viendo al frente (no bajes la cabeza), hombros relajados y brazos a los lados (que se mueven al ritmo de las piernas). Es esencial que no empieces la pisada con el talón, sino con la parte media del pie (esto te ayudará a evitar lesiones) y que caiga por debajo de la cadera. Checa tu postura constantemente para mantenerla correctamente, especialmente hacia el final del entrenamiento cuando sientes que te estás deshaciendo.

4. Enfócate en el tiempo y la constancia

Olvídate de lo que te marca tu reloj y de cubrir una distancia arbitraria; pon un tiempo (pueden ser 10, 20 o 30 minutos) y córrelo a tu propio ritmo. Así te puedes acostumbrar a la sensación de correr y puedes entrenar a tu cuerpo y mente al mismo tiempo. Aparte de que haces el proceso de correr mucho más fácil y la facilidad ayuda a mantener la constancia. Conforme te vayas sintiendo cómoda, puedes cambiar a la modalidad de distancia.

 

5. Se vale parar y descansar

Cuando sientas que no puedes mantener la postura, que te estás ahogando o que tienes alguna molestia, detente y descansa. Puedes parar por completo para respirar en lo que tu ritmo cardiaco regresa a lo normal, puedes caminar o puedes bajarle a la velocidad. Todo se vale porque el objetivo es que disfrutes tu corrida y la hagas a tu tiempo y forma.

6. Tómate en serio todos los extras

Sí, correr es la actividad principal pero hay varias cosas que tienes que hacer para complementar y mantener tu cuerpo sano, fuerte y energizado. Antes de salir a correr, calienta y activa tus músculos. Cuando termines de correr, enfría bien e incluye algún tipo de recuperación pasiva o activa . Los días en los que no te toque correr, haz entrenamientos de fuerza ; esto te ayudará a correr mejor y evitar lesiones.

 

7. Si no tienes ganas, sigue la regla de los 10 minutos

Para esos días en los que te da la peor flojera, ponte un outfit muy cool y tus tenis favoritos y sal a correr 10 minutos al ritmo más lento que quieras (si prefieres, también puedes caminar). Una vez terminen los 10 minutos puedes decidir si continúas con tu run o te regresas a tu casa (sin remordimiento ni culpa, lo intentaste). Notarás que la mayoría de las veces tendrás ganas de seguir corriendo, aunque sea unos minutos más.

8. Encuentra los tenis perfectos

Todos los tenis para correr son diferentes y es ESENCIAL que encuentres los que son perfectos para ti. Lo primero es que escojas unos que se sienten cómodos, te dan estabilidad y se adaptan a tu tipo de pie. Lo segundo es que el modelo que escojas esté diseñado para el tipo de runs que haces; distancia corta, distancia larga, trail… Honestamente, lo mejor que puedes hacer es a Innovasport y que los expertos te ayuden a escoger la mejor opción para ti. ¡Y no te olvides de llevar unos calcetines gruesos para proteger tus pies!

9. Checa la calidad del aire

Porque vivimos en la Ciudad de México y porque correr con una mala calidad del aire no es buena (créanme, sientes que se te está quemando la garganta). Antes de salir a correr, checa la aplicación del clima en tu celular y que la calidad del aire sea buena o aceptable. Si no lo es, reprograma tu agenda e inténtalo al día siguiente.

10. Cuando te sientas cómoda, programa una carrera

Cuando lleves un par de semanas corriendo y disfrutando, programa una carrera. Esta carrera puede ser oficial o ser solo tú con tu reloj. El chiste es que pongas una meta que te rete (pero no sea posible) y te des suficiente tiempo para entrenar. Por ejemplo, correr tu primer 5k dentro de 6 semanas. A partir de esto, busca programas que te ayuden a lograr tu meta (en la app gratuita de Nike Run Club hay opciones increíbles).

Publicidad