La fascinante historia de cómo La Prairie busca la juventud eterna

La firma cosmética suiza que mezcla ciencia y lujo

411
Foto: La Prairie, región lago Lemán, Ginebra, Alpes suizos
- Publicidad -

La clínica suiza La Prairie abrió sus puertas por primera vez en 1931 con el objetivo de combinar ciencia, rejuvenecimiento y vitalidad bajo el mando del Dr. Paul Niehans, quien era un brillante médico suizo; pionero en el desarrollo de la terapia celular, que estaba convencido, era la clave para la eterna juventud.

Su hallazgo se difundió discretamente en las altas esferas de aquél entonces; Marilyn MonroeMarlene Dietrich, Greta Garbo, Pablo Picasso, el Emperador Hirohito de Japón y la Familia Real Británica, fueron sólo algunos de los personajes que gozaron de este exclusivo avance que fusionaba la precisión suiza y la innovación científica con ingredientes preciosos de lujo inherente.

Foto: Shutterstock, Marilyn Monroe
Publicidad

Tras años de investigaciones, el Dr. Paul Niehls desarrolló una revolucionaria terapia celular con sorprendentes y casi milagrosos resultados, convirtiendo la clínica La Prairie en los Alpes suizos, en un verdadero santuario de rejuvenecimiento. Después de comprobar científicamente los resultados de la terapia celular, el doctor Niehls patentó su complejo celular que hoy es el sello distintivo de La Prairie.

Foto: La Prairie, Dr. Paul Niehans 1967

La fórmula secreta se produce en tres laboratorios diferentes para asegurar que absolutamente nadie conozca la receta completa. Hoy, éste es el elemento base de prácticamente todos los productos de la firma cosmética suiza, la cual innova desarrollando fórmulas avanzadas con los ingredientes más lujosos y preciados, como caviar, platino y oro, elevado la ciencia cosmética a un legítimo arte.

Foto: La Prairie, Complejo Celular Patentado