Ni botox, ni cirugías, así modificaban su apariencia las divas de Hollywood

464
- Publicidad -

La cirugía se ha convertido en una característica propia de Hollywood, hoy en día es casi imposible encontrar a una celebridad que no se haya sometido aunque sea a un ligero retoque estético, y existen miles de ejemplos de famosos a los que se les ha pasado la mano con el bisturí (Donatella Versace, Michael Jackson y Kylie Jenner son algunos claros ejemplos).

Programas como Dr. 902010 y Botched solo han confirmado lo que todo el mundo sabe: Hollywood es el paraíso de los cirujanos plásticos y el lugar en el que puedes conseguirlo todo, desde una nueva nariz, hasta un cuerpo “perfecto”. Pero no siempre fue así, a mediados del siglo XX las divas de Hollywood tenían una percepción muy diferente de su imagen personal, tal vez porque no estaban tan expuestas como lo están ahora con las redes sociales y las poderosas cámaras que poseen los paparazzis hoy en día.

Publicidad

Pero eso no significa que no fueran vanidosas o quisieran hacerse algún cambio estético, debido a la inexistencia del botox y la poca popularidad de la cirugía plástica, revelamos algunos de sus secretos mejor guardados:

 

Depilación por electrólisis

Es un método de depilación para el cuál se usan electrodos delgados, muy parecidos a las agujas, para destruir la raíz de los vellos permanentemente y evitar que vuelvan a crecer. Era muy usado para definir la línea del pelo y el cambio era muy notorio. Hoy en día celebs como Kim Kardashian hacen lo mismo pero con un método mucho menos doloroso: la depilación láser.

hollywooddivas-01
Rita Hayworth

 

Extracción de muelas

Se dice que la emblemática actriz Marlene Dietrich, que tenía unos pómulos tan afilados que todas las mujeres envidiaban, no nació así, sino que se sometió a una extracción de molares para lograr ese efecto. Hoy existe un método llamado bichetomía, el cuál tiene un efecto menos extremo pero mucho menos doloroso.

hollywooddivas-02
Getty Images

 

Estiramiento facial

Otra forma de hacer ver la cara más afinada, y una de las técnicas favoritas de Dietrich, era estirar el cuero cabelludo en la zona de las patillas con ayuda de cinta quirúrgica (como si se hicieran una pony tail extremadamente ajustada. Además de terribles dolores de cabeza, este método terminaba causando la pérdida del pelo.

 Getty Images
Getty Images

 

Cirugía nasal

La cirugía plástica no era tan común, pero aún así hubo quien se sometió a ella y obtuvo resultados excepcionales. ¿El mejor ejemplo? Marilyn Monroe sin duda.

Getty Images
Getty Images