Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Publicidad

6 puntos clave para entender y llevar una alimentación consciente sin dieta

No se trata de una dieta ni de un régimen alimenticio
vie 02 diciembre 2022 11:40 AM

La alimentación consiente se basa en el concepto budista del mindfulness. De forma simple, se trata de hacer conciencia mientras comes para poder desarrollar un vínculo sano y beneficioso con los alimentos. NO es una dieta ni un régimen alimenticio, simplemente se trata de poner atención y hacerlo de una forma más mindful.

ELLE CONSEJO: Si tienes trastornos de conducta alimentaria (TCA) considera cerrar esta nota y hablarlo con un experto. Mejor, checa esta nota sobre el strobing (para conseguir un blush intenso y luminoso) o esta otra sobre Jenna Ortega y su papel de Merlina Addams y, de paso, ve la serie de Wednesday en Netflix.<3

Publicidad

De acuerdo con los expertos de Mindful, hay 6 puntos clave que debes de seguir para llevar una alimentación consciente:

1. Come lenta y tranquilamente

Si comes demasiado rápido, no das tiempo para que tu cerebro y cuerpo se sincronicen y se envíe la señal de satisfacción en el momento correcto. Por eso, cuando comes rapidísimo sueles sentirte llenx y cansadx durante horas y horas. Asegúrate de que estás masticando bien tu comida (los expertos dicen que hasta 32 veces) y de tomarte las pausas que creas necesarias; disfruta cada mordida.

2. Reconoce cuáles son las señales de tu cuerpo

La pregunta es: ¿quiero comer porque estoy respondiendo a mis emociones o a las necesidades de mi cuerpo? La alimentación consciente se enfoca en comer cuando realmente tenemos hambre y no cuando estamos respondiendo a un sentimiento que nos hace sentir incómodxs. Intenta seguir las señales de tu cuerpo en vez de las de tu mente, pero tampoco te restrinjas al máximo; a veces ese KitKat es necesario (solo recuerda el punto anterior).

 

3. Estructura tus horarios y crea un ambiente mindful

No es lo mismo irte a dar una vuelta por tu despensa para ver que te encuentras a sentarte a comer a una hora determinada con tu familia, tus roomates o tus amigxs. Aunque vayas a comer solx, establece tus horarios de desayuno, comida y cena (y si necesitas/quieres colaciones) y trata de siempre poner la mesa y de poner los alimentos en platos. Este orden y proceso crea un ambiente más mindful y te permitirá crear conexiones sanas con las personas que estás conviviendo. Si tienes tiempo, ordena tu cocina para que te de paz.

4. No te distraigas

Aunque tengas ganas de ver TikTok o de adelantar mails del trabajo, evítalo al máximo. Pon tu celular o cualquier distracción a un lado y enfócate en tu comida. Fíjate en los colores, siente las texturas y piensa en los sabores; es como hacer una pequeña meditación mientras comes que te dará mucha paz mental y te ayudará a recibir las señales cuerpo-cerebro con claridad. Conecta con tu comida y, cuando termines, re-conecta con el mundo.

 

5. Apuesta por las comidas que nutren tu cuerpo

Sí, muchas veces preferimos las comidas que son emocionalmente reconfortantes a las que son nutritivas. Lo ideal es que encuentres comidas que son nutritivas, deliciosas y satisfactorias para que puedas cuidar tu cuerpo y mente al mismo tiempo. Si a veces se te antoja algo procesado y no-tan-nutritivo, no te preocupes, el balance también es la clave de la salud mental. Solo procura seguir la regla 80-20; que el 80% de lo que comes sea nutritivo y el 20% sea no-tan-nutritivo.

6. Fíjate en cómo te hace sentir la comida

A veces, hasta los alimentos más nutritivos nos pueden caer pesados. Por ejemplo, mi cuerpo no tolera la quinoa. Lo ideal es que te fijes en cómo te hacen sentir FÍSICAMENTE los alimentos que consumes; ya sea de forma positiva (¿te dieron energía? ¿Los digeriste sin problemas?) O de forma negativa (¿te sentiste cansadx? ¿Te inflamaste?). Una vez los vayas identificando, incluye más de los que te dan para arriba y disminuye los que te caen mal.

Publicidad