Adolfo Domínguez: el diseñador que nos enseñó que “la arruga es bella”

El diseñador español que traspasó fronteras.

1366
- Publicidad -

“La arruga es bella” la célebre frase que usó el diseñador español Adolfo Domínguez para enamorar al mercado español con su material favorito, el lino, y que además ha trascendido las cualidades de este material, siendo utilizada como una filosofía de vida.

Nació en 1950 en Ourense, España. Sus padres tenían un taller de sastrería por lo que Adolfo creció rodeado de telas y costuras.

Foto: Adolfo Domínguez
Publicidad

Inició sus estudios en Filosofía y Letras especializándose en Artes de la Universidad de Santiago de Compostela y posteriormente se trasladó a París para estudiar cine en el tumultuoso año 1968 conocido por una serie de protestas iniciadas por grupos estudiantiles de izquierda contrarios a la sociedad de consumo. Después viajó al Londres de los Beatles donde amplió sus conocimientos artísticos y se unió al movimiento ecologista.

Foto: Getty Images

A finales de la década de 1970 Adolfo Domínguez regresa a España influenciado por los diseñadores japoneses del momento conocidos como “los tres magníficos” y abrió su primera tienda en Ourense en 1976, mismo año en que presentó su primera colección masculina basada en la sobriedad y la libertad.

Foto: Getty Images

Se casó con Elena González Álvarez con quien tuvo a sus tres hijas; Valeria Domínguez, Tiziana Domínguez y Adriana Domínguez, esta última es la actual directora ejecutiva de la marca.

Foto: Getty Images

En la década de 1980 comienza la expansión de la marca abriendo tiendas en Madrid y Barcelona y aparecen las primeras imágenes publicitarias de la marca.

Foto: Adolfo Domínguez

En 1984 nace la línea femenina y la célebre frase “la arruga es bella”, un eslogan histórico y un hito en la publicidad, que habla del gusto por lo natural de la firma, de su convencimiento de que la ropa es nuestra segunda piel.

Foto: Adolfo Domínguez

Ese mismo año se le comisiona diseñar el vestuario para la famosa serie norteamericana Miami Vice, optando por vestir a los personajes con trajes de lino y camisetas. Esta aparición lo llevó a adquirir renombre internacional y aparecer en las más destacadas publicaciones de moda.

Foto: Shutterstock

En la década de los 90 se convirtió en el primer diseñador español en crear una fragancia homónima “Agua Fresca” y diversifica la firma introduciendo marroquinería, gafas de sol y ropa interior.

Foto: Adolfo Domínguez

En 1992 comenzó la expansión internacional de la marca abriendo tiendas en México, Bélgica, Gran Bretaña, Japón, Argentina, etcétera y que ahora son más de 500 en todo el mundo.

En 1993 Adolfo Domínguez confeccionó diseños para la muñeca Barbie con motivo de su 35 aniversario.

Foto: Adolfo Domínguez

En 1997 se convierte en la primera marca de moda española en cotizar en la bolsa. Ese mismo año el diseñador es galardonado con la Aguja de Oro del Ministerio de Cultura de España.

El 2000 marcó la entrada de la marca a la era digital con la apertura de su sitio web y la primera década marcó el crecimiento de la marca introduciendo cronológicamente las líneas U Chico y Chica, AD+, Adolfo Domínguez Niños, Mi Casa, Joyas, Novias, Mascotas, The Music Collection y U+.

Foto: Shutterstock
Foto: Adolfo Domínguez

El diseñador reafirma su filosofía eco-sustentable y su respeto al medio ambiente con el lema “Somos los hijos de la tierra, no sus dueños”, se une al Proyecto Climático y se compromete a incorporar prácticas que respetan el medio ambiente.

En 2010 abre la primera flagship store en Serrano 5, Madrid. Un espacio natural que se funde con lo contemporáneo y que se ha convertido en un centro social, artístico y cultural.

Foto: Turismo Madrid

En 2014 Tiziana Domínguez toma la dirección creativa de la línea U y en 2017 Adriana Domínguez toma el puesto de directora ejecutiva de la marca comenzando con un proceso de reestructuración y expansión digital.

Foto: Adolfo Domínguez U