St. Barth el paraíso donde el jet set se da cita en el Caribe

Este hotel de lujo es minimalista y sofisticado, pero sin caer en la austeridad

585
Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla escondite
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth
- Publicidad -

Este artículo se publicó originalmente en la edición verano 2019 de ELLE Decoration (Escondite, págs. 94-97).

Llegar a la isla de Saint-Barthélemy es toda una experiencia. Al pisar este territorio francés de ultramar, es inevitable experimentar sentimientos encontrados: la alegría de haber llegado y la tristeza de saber que inminentemente te marcharás. Conocida mejor como St. Barth, esta exclusiva isla lleva el espíritu de la Riviera Francesa al corazón del mar Caribe. Con una extensión de poco más de veinte kilómetros cuadrados, es la perfecta analogía del Asteroide B-16 de El principito de Antoine de Saint-Exupéry.

Publicidad

Después de un año y medio del devastador huracán Irma, St. Barth se ha recuperado y renovado por completo, y está listo para recibir al exigente turismo jet-setter que disfruta del auténtico joie de vivre. El máximo exponente de esta resurrección es el emblemático hotel de lujo Le Sereno, fundado en los años setenta y perteneciente al grupo Sereno Hotels, que tiene otra propiedad en Lago de Como, Italia.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla Grand Suite Plage
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth

Como el mito del ave fénix, Le Sereno ha resurgido de las cenizas tras una ardua reconstrucción que se apegó a sus orígenes, pero ahora en una versión corregida y aumentada, bajo la filosofíaplus ça change, plus c’est la même chose” (cuanto más cambia algo, más se parece a lo mismo); como la alberca infinita y el exquisito restaurante mediterráneo con vista panorámica, que se conservaron inalterados, pero ahora mejorados en tamaño y diseño.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla alberca infinita
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth

El hotel Le Sereno St. Barth hace honor a su nombre en todo sentido con su distintivo diseño contemporáneo y servicio excepcional. Su arquitectura es minimalista y sofisticada, pero sin caer en la austeridad; en perfecta sintonía con el estilo de vida de la isla, y siempre con un claro objetivo: hacer que sus huéspedes se olviden del mundo.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla restaurante
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth

Sumérgete en la simplicidad de muros tableados y finos textiles en grandes bloques de blanco impoluto, conjugados con estratégicos acentos rojos, la sensualidad de la piedra negra pulida y el penetrante olor de la madera exótica, mezclado con la brisa salada y acompañado del magnético azul del mar Caribe.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla baño
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth

Esta máxima sensación de calma y relajación –logrado a través de la decoración– es obra del reconocido diseñador de interiores francés Christian Liaigre, que diseñó el hotel original en 2005, plasmando su distintivo sello parisino en las 39 suites y tres villas de Le Sereno Saint-Barthélemy, en donde no sobra ni falta nada.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla villa Christian Liaigre
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth

En este ambicioso proyecto de renovación, también participó la arquitecta española Patricia Urquiola (diseñadora de cabecera de Sereno Hotels), quien concibió el agradable beach lounge, otorgando protagonismo a las sillas de playa de su colección Tropicalia, de estructura hexagonal y construcción de encordado sintético bicolor; así como el paisajista venezolano Enrique Blanco, que creó los jardines privados, siguiendo una estética que complementa la atmósfera minimalista.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla sillas Tropicalia Patricia Urquiola
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth

Desde cualquier punto del hotel puedes contemplar las calmadas aguas de la bahía coralina de Grand Cul-de-Sac, donde podrás avistar tortugas marinas, hacer kitesurf o simplemente relajarte en el spa, para después tenderte a tomar el sol a la orilla de la playa mientras bebes una merecida copa de champaña.

#ELLETip Solo se puede acceder a St. Barth en aviones de hélice. La alternativa más fácil y cómoda es tomar un vuelo de  casi una hora desde Puerto Rico, con la aerolínea chárter Tradewind Aviation.

Hotel Le Sereno St. Barth Saint-Barthélemy Caribe lujo minimalista isla Grand Cul de Sac kitesurf
Foto: Cortesía; Patricia Parinejad, Hotel Le Sereno St. Barth