Claude Montana: el creador de la silueta que empoderó a la mujer

El diseñador que creaba prendas fuertes y estructuradas.

596
- Publicidad -

Enormes hombreras, siluetas angulosas y poderosas, mucho color y cuero fueron los elementos característicos de la genialidad del diseñador francés Claude Montana, quien jugó un papel fundamental en el desarrollo de la moda parisina en la década de 1980, convirtiéndose en uno de los embajadores del futurismo y las formas agresivas junto con Thierry Mugler.

Foto: Shutterstock, Claude Montana 2016

Claude Montana nació en 1949 en París, de padre catalán y madre alemana que deseaban que estudiara ciencias o leyes. Contrario al deseo de sus padres se mudó a Londres a principios de la década de 1970 cuando era tan sólo un adolescente. En aquel entonces Londres era la meca de la modernidad y de las transgresiones estéticas, un momento clave en la historia de la moda. Ahí se desarrolló primero como diseñador de joyería creando piezas de papel maché con gemas artificiales de colores.

Foto: Shutterstock, Claude Montana 1979
Publicidad

Dos años más tarde vuelve a París y descubre la infinidad de técnicas y posibilidades que ofrece el cuero. Trabajó para un par de compañías peleteras, convirtiéndose eventualmente en un experto en este material, el cual consideraba extremadamente sensual y nunca podía faltar en sus colecciones. Su primer trabajo como diseñador de moda fue para la marca de prendas de punto Ferrer y Sentís.

Foto: Shutterstock, Claude Montana 1979

En 1979 fundó su propia firma, The House of Montana, lanzando una línea femenina y dos años más tarde una masculina también. Gracias a sus diseños vanguardistas y grandes proporciones que empoderaban a la mujer, se convirtió en uno de los personajes más relevantes de la moda parisina de la década de 1980. Abrió su primera boutique en la capital francesa en 1983 y también lanzó fragancias para hombre y mujer.

Foto: Shutterstock, Claude Montana SS 1981

El verdadero auge creativo de Claude Montana sucedió en 1990 cuando fue nombrado Director Creativo de Alta Costura de Lanvin. Sus arriesgadas y escultóricas propuestas fueron aclamadas por la crítica llevándolo a ganar dos Dedales de Oro consecutivos, pero lamentablemente sus creaciones no tuvieron el mismo éxito comercial generándole una enorme pérdida a la maison Lanvin, por lo que fue sustituido en 1992 por Dominique Morlotti.

Foto: Shutterstock, Lanvin 1991

Los años siguientes continuó creando colecciones de prêt-àporter para su firma homónima. Montana creaba líneas fuertes y estrictas que eran denominadas ‘de navaja’ y de ‘triángulo invertido’. Al inicio sus creaciones eran amorfas al cuerpo, por lo que no podían ser llevadas en la vida real. Por esto, Montana tuvo que evolucionar y crear prendas más cómodas y prácticas pensadas en el cuerpo femenino pero apegándose a su estética.

Foto: Shutterstock, Claude Montana 1990

Durante los 80s y 90s la firma Montana creció enormemente convirtiéndose en la favorita de las celebridades y se diversificó con la introducción de una línea de accesorios de cuero y más fragancias.

Foto: Shutterstock, Claude Montana 1990

En 1993 se casó con su musa y vieja amiga, la modelo estadounidense Wallis Franken, como un acuerdo de amistad y conveniencia mutua. Lamentablemente la modelo se suicidó en 1996.

Foto: Shutterstock, Claude Montana 1994

Un año después de la muerte de Wallis Franken, The House of Montana se vio inundada de deudas y problemas económicos, declarándose en bancarrota en 1997.

Un año más tarde intentó volver al mercado lanzando una línea más accesible y fácil de llevar para la mujer moderna de ciudad. Eventualmente esta línea también desapareció con su último desfile en 2002.

Foto: Shutterstock, Claude Montana SS 2001

En 2011 publicó su libro “Claude Montana: Fashion Radical” que documenta la vida del diseñador con fotos y entrevistas a modelos y editores que fueron parte de la era de The House of Montana.

Foto: Thames & Hudson