Vivienne Westwood: la diosa del punk

696
Getty
- Publicidad -

Leyenda. Así podemos describir al personaje que convirtió una de las subculturas más imponentes en high fashion; el punk. La rebeldía que caracterizó a Vivienne Westwood la llevó a desarrollar toda una historia de moda difícil de igualar y que sin duda, quedará en la memoria de cualquier amante de la moda. No por nada ganó el premio a la mejor diseñadora británica en dos ocasiones consecutivas por el British Fashion Council.

Para finales de los años 60, los “hippies” seguían siendo una gran tendencia entre los jóvenes, pero para Vivienne y su esposo Malcolm McLaren -manager y productor de la aclamada banda Sex Pistols-, la estética rebelde de los años 50 era todo lo que querían.

Publicidad

En 1974 abren su icónica tienda de ropa Punk llamada SEX, después de Let it Rock y Too Fast to Live, Too Young to Die.

En 1976 la tienda se reinventa con el nombre de Seditionaries y un look más DIY, que la prensa más tarde definiría como “Punk Rock”.

1979 fue el año de la apertura de su nueva tienda: World’s End.

No fue hasta 1981 que Westwood presenta una colección en pasarela, se trataba de la temporada FW’81 y la colección llevaba por nombre The Pirate Collection.

Tres años después, es invitada a presentar su colección SS’84 junto a firmas como Calvin Klein y Claude Montana.

Fue 1989 el año que la posicionó oficialmente como una de las 6 mejores diseñadoras del mundo, gracias al libro Chic Savages, con otros grande como Armani, Karl Lagerfeld y Saint Laurent.

Su primera colección de menswear fue SS’91 y ese mismo año abrió The Vivienne Westwood Shop.

Para 1992, Westwood introduce los vestidos de novia a sus colecciones.

Seis años más tarde (1998) lanza su primer fragancia: Boudoir.

Nueva York recibió una boutique de la creadora hasta 1999, además de introducir las líneas de eyewear y accesorios a la firma.

De 2002 a 2003 abrió 3 tiendas alrededor del mundo.

Junto a su gran amigo, el fotógrafo Juergen Teller, viajó a Africa en 2011 para la creación de su colección FW’11, donde se dedicó a darle trabajo a las mujeres del país pagando salarios justos.

El siguiente año anunció su colaboración con The Woolmark Company en una colección cápsula de 12 piezas.

De 2012 a la actualidad, Vivienne sigue llevando el nombre del Punk en alto.