American Apparel y otras marcas declaradas en bancarrota

93
- Publicidad -

A mediados del 2015, American Apparel dio a conocer la complicada situación económica por la que está atravesando, debido a pérdidas millonarias y acciones que se han desplomado hasta un 87%. La única solución entonces, parecía encontrarse en un préstamo de 14 millones de dólares.

Este primer fin de semana de octubre, la marca de los anuncios publicitarios controversiales se declaró en quiebra citando $311 millones de dólares en deuda, disminución de ventas, demandas e insatisfacción de parte de los empleados, y el antiguo CEO Dov Charney, como las principales causas. La consejera delegada de la marca estadounidense declaró que solicitaría esta protección para evitar un final fatal para American Apparel, y dijo que pretende resumir esa enorme deuda a $135 millones de dólares en los próximos meses gracias a un plan de reestructuración que no incluye el cierre de tiendas.

Publicidad

Pero esta no es la primera vez que una marca popular ha llegado a la quiebra, recordemos algunos otros casos similares que en su mayoría, demuestran que si hay vida después de la banca rota:

Juicy Couture

Aunque no se declaró en banca rota, la marca que fue tan popular a principios de este milenio anunció que cerraría todas sus tiendas a mediados de 2014 y que la marca sólo se vendería en Kohl’s.

Christian Lacroix

La firma francesa se declaró en banca rota en 2009, y en 2012 logró conseguir una licencia para vender accesorios, papelería, artículos para el hogar y menswear y en 2013 la firma resurgió y volvió a las pasarelas con un homenaje a Elsa Schiaparelli.

Schiaparelli

La que fue considerada la mayor competencia de Chanel, cerró sus puertas en 1954. En 2014 volvió a ser una casa de alta costura después de 60 años.

Betsey Johnson

La marca de los diseños extravagantes y coloridos se declaró en banca rota en 2012 y cerró todas sus tiendas. Por un tiempo se dedicó a vender vestidos a un costo más bajo y a hacer un par de colaboraciones, poco a poco fue salvando su marca y hoy está de vuelta.

Michael Kors

Fue declarada en banca rota en 1990 y hoy es una de las marcas más importantes con ganancias billonarias.

Balmain

La favorita de las Kardashian y Jenner se declaró en quiebra en 2003 y resucitó en 2005 cuando Christophe Decarnin se convirtió en su director creativo.