Este es el fin de New York Fashion Week como la conocemos ¿qué sigue ahora?

533
Foto: Shutterstock
- Publicidad -

El New York Fashion Week ya no cuenta con el tradicional calendario en el Lincoln Center, y se ha convertido en una serie de desfiles descentralizados distribuidos a lo largo y ancho de la Gran manzana. Desde que Alexander Wang anuncio que va a montar su #WangFest en los meses de Junio y Diciembre (en vez del tradicional Febrero/Septiembre), las lista de diseñadores alejándose del NYFW ha seguido creciendo. ¿Cuál es la razón de esto? ¿Cuán influyente es Wang en la estrategia de otros diseñadores?

Alexander Wang S18 l ImaxTree

En el reciente panel de debate del Council of Fashion Designers America (CFDA) con Launchmetrics, Steven Kolb, presidente de CFDA, hizo énfasis en éste tema y dijo que Wang es un gran influyente, y que muchas marcas jóvenes están particularmente interesadas en el formato Junio/Diciembre. Una de las razones que empujan a las marcas hacia este nuevo formato es que en esos meses habría menor competencia para obtener la atención de editores y buyers quienes hoy no llegan a ir a todos los desfiles que quisieran por la cargada agenda que esta semana propone. Pero, en el caso de Wang, mostrar en la época pre-season le permitiría lanzar pequeñas líneas de producto de manera fluida, sin quedar limitado a las 4 colecciones al año que presentaba hasta ahora, y le dará más margen para hacer colaboraciones.

Publicidad

Claro que Wang no es el único alejándose del calendario tradicional neoyorkino. Proenza Schouler y Rodarte presentaron sus colecciones durante la última semana de couture Otoño 2018. Altuzarra y Thom Browne mostrarán en la semana de la moda de París, a quienes se les sumó también la marca Tome con la intención de acaparar un público más internacional. Delpozo, en cambio, decidió migrar a Londres y alinearse con la estética más romántica de los diseñadores que muestran allí.

Lee: Por qué este Fashion Week ha sido el más incluyente de todos

Otros diseñadores, en cambio, no se alejarán de la ciudad, pero sí del formato tradicional poniendo en jaque el concepto más clásico del desfile. Cada vez son más las marcas que prefieren sustituir los desfiles por presentaciones y eventos dirigidos al consumidor final y las ventas. Son los nuevos consumidores, en la época del hiperconsumo y de la creciente tendencia de la satisfacción inmediata, quienes van detrás del formato see now, buy now, el cual elimina los 6 meses de espera para acceder a la colección.

Public School, una de las marcas más urbanas y vanguardistas de Manhattan, cambia en esta ocasión su desfile por una experiencia más directa. Marchesa también ha decidido cancelar su desfile programado para el próximo 14 de febrero y, en su lugar, realizara una presentación íntima para algunos pocos editores y compradores. Victoria Beckham, quien ya confirmo que en Septiembre abandona Nueva York para mostrar en Londres y celebrar los 10 años de su marca, también se sumará al formato íntimo de Marchesa este febrero y solo hará micro desfiles en el Upper East Side para unos pocos privilegiados.

Victoria Beckham S18 l ImaxTree

Internet ha demostrado su rol vital en el nuevo mundo de la moda. Lo online ha revolucionado a la industria permitiéndole a todos una audiencia global y más democrática. El buen uso de las redes sociales es clave para las marcas y Lela Rose, consiente de esta nueva era, eligió a 10 influencers que representan la marca para modelar un look cada una. Las influencers van a publicar las imágenes en sus respectivas cuentas el próximo 8 de febrero.

Del mismo modo, Rebecca Taylor cambió sus clásicas presentaciones con cita en su tienda del Meatpacking District, por un evento con Google Tilt Brush creando un ambiente muy Instagram-friendlly en el cual editores, buyers y clientes podrán pintar imágenes 3-D y tener acceso al pre-order antes que nadie.

A pesar de todas estas sorpresas, y de las que seguramente vendrán durante la semana entrante, es claro que las marcas están rompiendo las reglas y generando nuevos lugares en la moda. El común denominador entre ellas es la confianza en su propia visión. Para que este sea exitoso, deberán tener una estética muy definida, un punto de vista original, y entender exactamente a quien le están hablando. Esto resalta dos factores claves en el crecimiento de las marcas en esta nueva era: la conexión con su audiencia, y una huella digital identificable de manera inmediata con una mirada innovadora.