La NASA le mandó un regalo a Britney por los 20 años de su llegada a Marte

La comunidad científica del espacio agradece la enorme contribución de la reina del pop

333
NASA regalo Britney Spears 20 años llegada Marte
Foto: mars.nasa.gov/ Gettyimages, Britney Spears
- Publicidad -

En enero del año pasado celebramos dos décadas del lanzamiento del video musical “Baby One More Time” (1999) y ahora celebramos por segundo año consecutivo a la princesa del pop, pero esta vez por su segundo álbum “Oops!… I Did It Again” (2000) y el primer single del mismo nombre que se convirtió en un éxito por su composición musical y original video.

La misma Britney confesó que este álbum era aún mejor que el anterior, porque además de la icónica canción “Oops!… I Did It Again”, incluía éxitos como “Stronger”, “Lucky” y “Don’t Let Me Be the Last to Know” cada uno con su respectivo video musical, pero sin duda el clip del tema principal con Britney Spears bailando en un traje rojo en Marte, pasó a la historia.

Publicidad

Conmemorando 20 años del video musical que rompió MTV en 2000, Britney compartió en Twitter, “Gracias a todos los que hicieron este video… Casi se me cae el teléfono cuando lo vi porque no me lo esperaba. ¡20 años desde el álbum Oops! Fue tanta la anticipación y las mariposas en el estómago antes del lanzamiento. El disco superó todas mis expectativas”.

El clip de “Oops!… I Did It Again” fue dirigido por Nigel Dick y la coreografía hecha por Tina Landon. Se grabó en Universal City, California y el concepto representa a Britney Spears en Marte vistiendo un bodysuit rojo de latex, quien se acerca a un astronauta que se enamoró  de ella y un científico ve todo desde Tierra. Apostamos que es una broma local en la NASA.

La misión Apollo 11 llegó a la Luna hace 50 años, pero Britney llegó a Marte hace 20 años y no es difícil imaginarse a los astrónomos bromeando con esto y por eso la NASA le envió un regalo a Britney, quien agradeció en Twitter, “NASA recibí tu regalo. Sé que han pasado 20 años desde que nos conocimos en Marte y solo quería decirles… Aww, you shouldn’t have”.