Sorolla, el pintor que se convirtió en el primer coolhunter de la moda

El pintor que documentó la moda de hace más de cien años.

278
Foto: Museo Sorolla
- Publicidad -

Existe una mutua y estrecha relación entre la moda y el arte. Diseñadoras actuales como Rei Kawakubo e Iris van Herpen lo demuestran temporada tras temporada con sus creaciones de alto valor estético y artesanal que trascienden la indumentaria convirtiéndose en verdaderas obras de arte.

Foto: Shutterstock, Iris van Herpen, Haute Couture SS18

El valor de la moda como una expresión artística es indiscutible, sin embargo esta relación ha sido poco explorada en el sentido opuesto, es decir -la moda en el arte- y el pintor español Joaquín Sorolla, es el máximo ejemplo de cómo la moda ha influenciado el arte pictórico que la ha documentado desde mucho antes de la aparición de la fotografía y las revistas de moda.

Foto: ‘Clotilde con traje negro’, 1906, The Metropolitan Museum of Art, Nueva York
Publicidad

Joaquín Sorolla nació en Valencia, España en 1863 y murió en Madrid en 1923. Fue un exitoso artista que dejó más de 2,200 obras catalogadas como impresionistas, postimpresionistas y luministas. Siendo uno de los principales intérpretes del retrato aristocrático y burgués de su época, comparándolo con maestros como Diego Velázquez.

Foto: Ricardo del Rivero, Joaquín Sorolla, 1911

Su especialidad fueron los retratos de encargo, que realizó entre 1890 y 1920 donde las mujeres solían posar con sus mejores vestidos, usando la moda como parte fundamental de la elegancia. Sorolla buscaba evocar la naturalidad de la figura femenina con trazos sueltos y vigorosos.

Foto: Christian Franzen, Joaquín Sorolla, 1906
Museo Sorolla, Madrid

El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid organiza en colaboración con el Museo Sorolla, una exposición que analiza la influencia de la moda en la obra del pintor. La muestra reúne setenta pinturas junto a una selección de accesorios y vestidos de la época, algunos de renombrados diseñadores injustamente olvidados como Mariano Fortuny, Madeleine Vionnet y Jeanne Lanvin.

Foto: ‘Elena con túnica amarilla’ y vestido ‘Delphos’ de Mariano Fortuny, 1909-1920 Colección privada y Centre de Documentació i Museu Tèxtil, Terrassa

Sorolla fue un gran amante de la moda, convirtiéndose en el cronista perfecto de los cambios en las tendencias y estilo de la indumentaria a finales del siglo XIX y principios del siglo XX.  Documentó en sus retratos un evocador desfile de vestidos, joyas y complementos que nos dan una idea de cómo era la moda en aquél entonces.

Foto: ‘La reina Victoria Eugenia en el palco del Teatro Real’ y vestido de Madeleine Vionnet, 1918
Fundación CajaSur-Palacio de Viana y Musée des Arts Décoratifs, París

Retrató además a la realeza española y a destacadas personalidades de la sociedad norteamericana, reproduciendo fielmente la moda de finales de 1800, de corte más clásico y algo nostálgico, pero enfocadas a la modernidad y las nuevas tendencias en el vestir que se avecinaban con el siglo XX.

Foto: Retrato de señora, amiga de Mr. Ryan 1913, Museo Thyssen-Bornemisza

Además documentó la aparición de la ‘vida moderna’ en París de finales del siglo XIX caracterizada por la aparición de nuevas costumbres sociales y de entretenimiento, como los cafés, la ópera, el teatro y el veraneo. En sus viajes a París, Sorolla estudia con atención las novedades que se producen en la Alta Costura, que le sirven de inspiración para realizar sus retratos, convirtiéndose en el primer cazador de tendencias.

Foto: ‘Bajo el toldo, playa de Zarautz’ y vestido de Jeanne Lanvin, 1910-1911, Museo Sorolla, Madrid y
Musée des Arts Décoratifs, París

La exposición conjunta está abierta de martes a domingo en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid y el Museo Sorolla. Puede verse simultáneamente en ambas sedes hasta el 27 de mayo de 2018. Tiene un costo de 12 euros.