Nicole Kidman y Hollywood en tiempos de Tom Cruise

333

Nicole Kidman estuvo casada con Tom Cruise durante 11 años, de 1990 a 2001. La actriz australiana reconoce que ese matrimonio no le dio poder, pero sí protección.

En un ensayo publicado en la revista New York Magazine, la actriz reflexionó acerca del poder que ha tenido a lo largo de su vida, como su matrimonio con Cruise, de quien evita hablar por respeto a su actual marido, el cantante de country Keith Urban, a quien llama su “gran amor”.

Publicidad

“Me casé muy joven (a los 22 años), y definitivamente eso no era poder, era protección. Me casé por amor, y estar casada con un hombre extremadamente poderoso evitó que me acosaran sexualmente.

“Iba a trabajar, pero aún así estaba muy protegida. Así que cuando terminó (el matrimonio), a los 32, 33, prácticamente tuve que madurar”, aseguró Kidman.

La estrella de la serie Big Little Lies confesó que a lo largo de su vida ha tenido varios momentos #MeToode los que prefiere no hablar.

View this post on Instagram

Bring on the weekend!!!

A post shared by Nicole Kidman (@nicolekidman) on

“¿Los he querido exponer en un artículo? No. ¿Aparecen en mi trabajo? Por supuesto. Soy abierta y cruda. Quiero tener mi pozo de experiencias y emociones para recurrir a él, para usarlo, y no solo estoy hablando de acoso sexual. Hablo de pérdida, muerte, de la amplia gama que ofrece la vida. Pero tiene que ser (abordado) por la gente adecuada para que no se abuse de ello de nuevo”.

¿Poderosa yo?

A pesar de que sus trabajos en la película Las Horas y en la serie Big Little Lies ya le dieron respectivamente un Oscar y un Emmy, ambos premios han hecho sentir poderosa a Nicole Kidman.

“Ganar un Oscar por Las Horas en 2003, no me hizo notar el poder. No sé si es mi autoestima, pero todavía me cuesta esto en ese lugar y decir: ‘Me lo he ganado’. Probablemente eso es bueno, porque me mantiene en un estado de asombro, humildad, de ‘¡Wow! ¿me quieren (para ese papel)?”.