¿Por qué no denuncié? Cara Delevingne, Jemima Kirke y la era post #MeToo

820
Getty

Un año después de que salieron a la luz las acusaciones contra Harvey Weinstein y el movimiento #MeToo fundado por Tarana Burke. Han habido varias denuncias de personas que han sufrido acoso sexual, la última y de las más importantes contra el político Brett Kavanaugh.

Tres mujeres han presentado demandas contra el candidato a la Corte Suprema de Estados Unidos, Kavanaugh, las cuales él niega. Cabe mencionar que las acusaciones datan desde 1980. Lo grave de todo es que personas como Donald Trump, pusieron en duda la palabra de estas tres mujeres, sobre todo, de la que hizo la primera denuncia, Christine Blasey Ford.

Publicidad

“No tengo dudas de que, si el ataque a la doctora Ford fue tan grave como ella dice, los cargos se habrían presentado de inmediato ante las autoridades locales de aplicación de la ley por parte de ella o de sus padres amorosos. ¡Le pido que presente pruebas para que podamos conocer la fecha, la hora y el lugar!”.

En un movimiento de unidad, las mujeres de todo el mundo han recurrido a Twitter para explicar por qué ellas mismas no denunciaron el abuso sexual de inmediato. Por lo que ahora existe el movimiento #WhyIDidntReport.

Una de las primeras en explicar la razón de porqué no había hablado de su situación a tiempo fue Cara Delevingne:

Porque me sentí avergonzada de lo que sucedió y no quería arruinar públicamente la vida de alguien, aunque en privado arruinó la mía #WhyIDidntReport”, aseguró la actriz y modelo a través de sus redes sociales.

Por lo que ahora quien siguió su ejemplo fue Jemima Kirke, actriz de Girls.

La historia de Kirke fue así y la contó a través de sus redes sociales:

“Ok fu** it. Cuando tenía 22 años, mi drug dealer me violó”, comenzó. “Después de que le pedí amablemente que se fuera (no quería hacerlo enojar), me arrastré al hospital. Después de las diversas pruebas de ETS, el médico dijo: “Debes comenzar a cuidarte a ti misma”. Creía que lo que quería decir era “Esto podría haberse evitado si no hubieras salido con un traficante de drogas”. Podría verse como que la responsabilidad era de mía y por esta razón no se lo dije a nadie y no lo denuncié“.

Y continuó…

“Me avergonzaba porque creía que lo que me había sucedido era el resultado de tener muy poca autoestima, que esto era lo que les pasa a los drogadictos. Esto está mal. Mi violación no tuvo nada que ver con mis elecciones. Los traficantes de drogas no violan a las personas más que un hombre de familia. Los consejeros de rehabilitación no corrigieron esa creencia. Mi propia madre no lo corrigió. Las personas que tenían buenas intenciones pero me dijeron que mirara esto “como una señal de que necesitaba ayuda”.

“Si mi hija un día es agredida sexualmente”, dijo Kirke, quien interpretó a “Jessa” en Girls. “No puedo evitar eso. Ella no puede evitar eso. Pero no importa cuáles sean las circunstancias, no será culpa suya “.