Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Tus granitos están fuera de control? No estás sola, te explicamos por qué

Todos. Estamos. Igual.
granitos-imperfecciones-comida-alimentación-deshidratación-estrés-katepsade
-

Cada vez que hablo con mis amigos, me quejo de una cosa: mis granitos están fuera de control. Y todos, sin falta, me han contestado lo mismo “¡Igual! ¡¿QUEEEEE ESTÁAAA PASAAANDO?!”. Al darme cuenta de que era algo general, decidí investigar y fijarme en los hábitos que están provocando nuestras imperfecciones en tiempos de cuarentena.

1. Estrés, estrés y más estrés

Ni vamos a mencionar las razones, porque ya TODOS nos las sabemos de memoria. Cuando nos estresamos, el cuerpo libera cortisol, una hormona que aumenta los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre y provoca imperfecciones. Hay varias soluciones sencillas, como hacer ejercicio, meditar, reducir la cafeína que consumes, pasar tiempo con amigos, familiares y mascota ( aunque sea virtualmente ) e incluso escuchar música tranquila. Encuentra lo que te funciona y practícalo diario.

Publicidad

2. ‘Mala’ Alimentación

Es normal y no tienes que sentir remordimiento por estar comiendo ‘mal’. ¿La solución? Trata de cambiar unas por otras. Los alimentos que provocan imperfecciones son los azúcares y lácteos. Cambia tus Óreos por un bowl de fruta y los lácteos por opciones veganas (sí, el helado plant based existe y es delicioso). El cambio no tiene que ser diario ni súper estricto, se trata de que encuentres un balance entre la ‘mala comida’ que tanto amamos y sus opciones saludables.

3. Deshidratación

Las células, los tejidos y los órganos del cuerpo necesitan agua para funcionar correctamente. Si se te está olvidando mantener tu consumo, se va a reflejar en tu piel y en tus niveles de energía. Si el truco de la botella no te funciona, programa alarmas a lo largo del día que te recuerden a tomar agua . Recuerda que lo ideal son dos litros de agua diario, y no, los refrescos no cuentan como agua.

4. Cambio de temperaturas

Unos días hace un calor terrible, otros llueve, otros hace frío… El clima está fuera de control y esto se nota en nuestra piel, ya que seguro no estás adaptando tu rutina a las nuevas temperaturas . Opta por un hidratante más ligero y un bloqueador con mayor protección. Adapta tu rutina a lo que el clima y tu piel demandan, notarás la diferencia en cuestión de días.

5. Limpieza general

Cuando empezó la pandemia, todos nos volvimos unos obsesionados con la limpieza. Pero no todos hemos mantenido los mismos niveles de exigencia dentro de casa. Acuérdate de desinfectar tu celular, computadora y aparatos electrónicos que uses constantemente. Lava tus sábanas y toallas una vez a la semana y limpia tu cuarto y casa lo más que puedas. No por miedo a contraer coronavirus COVID-19 (aunque es prudente), sino porque las superficies acumulan bacterias que provocan granitos.

6. Desvelos sin control

A lo mejor no estamos en un antro hasta las 4 de la mañana, pero sí estamos viendo Netflix. Nuestras células necesitan descansar y nuestros horarios están tan descontrolados que es imposible. Sin el sueño, nuestra piel no se puede reparar correctamente y no es capaz de aprovechar todos los beneficios de nuestro skincare nocturno.

Publicidad
Publicidad