Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Qué es una esponja Konjac y por qué es la mejor apuesta para tu piel y el planeta

Qué es una esponja Konjac y por qué es la mejor apuesta para tu piel y el planeta
esponja-konjac
-

Parecen piedras, pero en realidad son las esponjas Konjac son ultra suaves que ayudan a limpiar tu piel con profundidad mientras le dan un boost con ingredientes activos. Sustituyen cualquier tipo de toallita o cepillo sónico que utilices para exfoliarte y te darán una complexión impecable. 

¿Por qué es tan mágica?

La esponja Konjac es la parte de la raíz de un vegetal, por lo que es totalmente natural y eco-friendly. Pero eso no es todo, ya que su textura limpia y exfolia la piel suavemente y están compuestas de diferentes ingredientes activos (hay de carbón activado y té verde , por ejemplo). Esta combinación te dará una complexión lisa, luminosa y libre de imperfecciones.

Publicidad

¿Cada cuánto la uso?

Aunque te permite limpiar y exfoliar en un solo paso, es tan suave que la puedes usar una o dos veces al día. Si tienes piel muy sensible, puedes usarla únicamente por las noches o en días alternos. 

¿Cómo se utiliza?

Es súper fácil, solo la tienes que mojar durante un minuto antes de usarla para que pierda su forma dura y firme. Una vez esté suavecita, expandida y lista para usar, exprímela para quitar el exceso de agua. Puedes usarla con o sin jabón, dependiendo de tu rutina. Usa movimientos circulares suaves para ir levantando las células de forma delicada. La esponja es tan suave que también la puedes usar en el contorno de ojos para quitar el maquillaje , solo asegúrate de no tallar el área.

¿Se tiene que cambiar?

Cuando termines de usarla, vuélvela a exprimir para quitar el agua y cuélgala para que se seque correctamente. Esto prolongará la vida de tu esponja. De todos modos, es importante que la cambies entre seis y ocho semanas. Esto es por dos razones: 1) porque al ser una raíz se va biodegradando con el uso. 2) para prevenir el crecimiento de bacterias que puedan dañar tu piel. 

¿La tiro a la basura?

Idealmente, no. Al estar hechas de un material totalmente biodegradable y natural, lo mejor que puedes hacer es ponerlas en una composta. Este enfoque holístico hace que tu rutina de skincare sea más sustentable y te dé menos remordimiento. :)

Publicidad