Las brochas son el 50% de tu maquillaje y estas son las 5 que debes tener

593
- Publicidad -

Las brochas de maquillaje se han convertido en una categoría de belleza completamente aparte. Así como en los lipsticks tenemos un sin número de texturas y acabados, en el mundo de las brochas, las posibilidades son infinitas. Que si la difuminadora, la del contour, la del lagrimal, la de los labios delgada, la gruesa, la de la ceja, la dos en uno, la tres en uno… En fin, hay una para toda necesidad que te puedas inventar.

Es por eso que esta categoría puede ser un poco difícil de navegar. Sin embargo, no hay por qué abrumarse. Lo más sencillo es comprender que hay unas que son un must de tu kit de belleza y otras que no necesitas al menos que seas un makeup artist o requieras lograr un acabado muy específico.

Publicidad

Para nosotros los mortales, te contamos de las básicas para que no deben faltar. Toma nota.

Para la base perfecta…

¿Qué cobertura deseas?

Aquí lo que importa es definir qué tipo de cobertura deseas conseguir y con qué base vas a trabajar. Si buscas una acabado natural y con una base ligera, la Foundation Blending Brush de Chanel es perfecta porque te ayuda a construir la cobertura en capas delgadas.

Para las que quieren una cobertura amplia con una base líquida, las brochas planas como la Foundation Brush son la opción. La forma de utilizarla es como un pincel que va del centro de la cara hacia abajo y hacia afuera en una sola dirección. Y si eres de las que les gusta experimentar con diferentes tipos de fórmulas, la 2-in-1 Foundation Brush te permite usar polvos o bases líquidas y construir la cobertura a tu gusto.

Para sellar tu maquillaje…

Para el polvo sellador o matificiante, no necesitas más que una. La Powder Brush de Chanel te ayudará a eliminar brillos sin arruinar el resto de tu maquillaje. Lo único que tienes que hacer es deslizarla del centro de la cara hacia fuera suavemente.

Para definir facciones…

La brocha para blush debe de ser fluffy, pero precisa. Esto te ayudará a depositar el color donde debe de ir y difuminar perfecto sin dejar toda tu cara rosa. Utiliza la Blush Brush para aplicar color en mejillas, difumando hacia abajo y hacia fuera. Podrías incluso utilizarla para aplicar iluminador, pero ojo, asegúrate de que esté limpia para evitar que se mezclen los colores.

Ahora, para definir, necesitas una brocha con cierto ángulo para que se ajuste a las partes que debes sombrear y nada más. La Contouring Brush se acomoda muy bien debajo de los pómulos, las sienes y la quijada. La parte angular siempre debe de ver hacia abajo.

Para los ojos…

También existen millones de brochas diferentes para los ojos, pero la realidad es que solo se necesitan dos: la plana y la difuminadora. La primera te permite depositar y concentrar la sombra sobre el párpado, mientras que la segunda sirve para difuminar e integrar los diferentes colores en la cuenca del ojo, eliminando líneas duras que se ven todo menos naturales.

La Retractable Dual-Tip Eyeshadow Brush es súper práctica porque es dos en uno y el empaque tiene tapas que impiden que la brocha se contamine. Un must de viaje y de vida, para ser honesta.

Para rellenar y definir las cejas…

Para las cejas, necesitas una dos en uno. No hay de otra. Es muy impráctico tener la brocha para rellenar y luego peinarlas. La Dual-Tip Brow Brush tiene ambas en extremos opuestos.

Primero, utiliza el cepillo para peinar hacia arriba y luego usa la brocha angular para rellenar donde lo necesites con tu producto favorito. Para finalizar, vuelve a pasar el cepillo para difuminar y darles más naturalidad.