El secreto para verte siempre fresca y despierta está en el color de tus mejillas.  El blush es uno de los elementos imprescindibles cuando de make up se trata y esta vez te tenemos todo lo que necesitas saber para lucir perfecta.

Platicamos con Jose Riva, Make up Master de Benefit y nos compartió los mejores tips para sacarle el mayor provecho a uno de nuestros esenciales favoritos.

Lo primero que tienes que saber…

Publicidad

La clave para que tu piel tenga un aspecto radiante y saludable (además de cuidarla) es hidratarla y aplicar un primer para tener una textura uniforme y entonces así poder difuminar a la perfección todo el make up que apliquemos.

Los diferentes usos que le puedes dar…

Desde aplicarlo en todo el párpado para darle un aspecto muy natural pero al mismo tiempo sobresaliente; en los labios, el blush en crema o líquido puede ser perfecto para usarlo como una base antes de aplicar tu lipstick favorito o solo para darle un toque de color, y por último el que todos conocemos: aplicarlo en las mejillas para darles la estructura que tú quieras.

El color ideal para cada color de piel…

Piel blanca: tonos rosas y cafés claros

Piel apiñonada: tonos durazno, corales y bronceados.

Piel morena: tonos cereza, ciruela y terra cotta.

TIP: Si no sabes qué color usar, te recomiendo aplicar un tono frío como rosa o ciruela dependiendo de tu tono de piel seguido de un color más cálido como durazno o terracota. La combinación de un color frío y cálido hará que te decidas por uno cuando dudes de cuál es el tono que mejor te queda.