¿Sabías qué? Existen 19 tipos de sonrisas, pero sólo 6 son de felicidad

Sonreír es un una forma universal de expresión humana

907
Foto: Shutterstock

Sonreír es la expresión humana más pura y sincera, con una simple sonrisa podemos transmitir universalmente cientos de emociones. Tener una sonrisa genuina, encantadora y saludable, es la llave maestra que te abrirá muchas puertas y causará gran felicidad a ti y a los que te rodean.

Un estudio realizado por el psicólogo estadounidense Carney Landis en 1924, demostró que sonreír un reflejo natural tanto a experiencias agradables como desagradables. Concluyó que existen 19 tipos diferentes de sonrisa, pero que sólo 6 indican verdadera felicidad, alegría diversión y satisfacción. Todas las demás, representan incomodidad, superioridad, dolor, vergüenza, horror y tristeza.

Foto: Shutterstock
Publicidad

Te mostramos una lista generalizada que agrupa las sonrisas más comunes. Tanto las felices, como las que no lo son tanto.

Sonrisa miedosa

Esta es la sonrisa en la que mostramos los dientes y parte de las encías con los labios retraídos. Es una sonrisa heredada de nuestros parientes evolutivos, los chimpancés que sonríen cuando se encuentran en una situación amenazadora. En humanos, esta sonrisa es muy fácil de identificar en bebés y en hombres adultos cuando están con un colega de rango superior.

Sonrisa miserable

Esta tipo de sonrisa forma parte de nuestra carga genética y es una reacción aceptable en momentos de tristeza o dolor. Es leve y asimétrica, con una expresión de profunda tristeza.

Sonrisa suprimida

Es la sonrisa desanimada que surge de tratar de controlar una sonrisa automática de felicidad, resultando en una sonrisa en la cual se intenta suprimir el movimiento de los músculos faciales. Este tipo de sonrisa es muy común en lugares como Rusia, donde se cree que ‘sonreír es una señal de estupidez’.

Sonrisa avergonzada

Es muy parecida a la sonrisa suprimida, sólo que ésta comprende elementos que la hacen fácilmente distinguible como rubor y una ligera inclinación de la cabeza.

Sonrisa calificativa

Esta es la sonrisa más irritante de todas. Es el tipo de sonrisa que tienen las funcionarias de entidades gubernamentales cuando después de que esperaste dos horas en una fila, te dicen “No traes todos los documentos”. La reacción natural a la sonrisa calificativa, es responder con otra sonrisa calificativa, de igual o mayor magnitud.

Sonrisa despreciativa

Expresa una mezcla de disgusto y resentimiento, y es comúnmente confundida con una sonrisa de verdadero placer. Sólo que la sonrisa despreciativa siempre tiene apretado el contorno de los labios. Es una sonrisa usualmente empleada para mantener la armonía social.

Sonrisa alegre-maliciosa

Es una sonrisa muy particular que sólo tenemos bajo ciertas circunstancias y cuando no estamos siendo observados. Esta surge cuando se siente genuina emoción al enterarse de la desgracia de otros. Cuando se está siendo observado, es común reemplazarla por una expresión de tristeza o enojo.

Sonrisa coqueta

Esta es la sonrisa que ponemos cuando estamos ‘ligando’. Es una sonrisa fácil, enigmática y misteriosa. El ejemplo maestro de esta sonrisa, es la misteriosa pero encantadora sonrisa de la Mona Lisa.

Sonrisa falsa

Contrario a lo que muchas personas piensan, es muy sencillo identificar una sonrisa verdadera de una falsa. La diferencia radica en los ojos, en una sonrisa verdadera, los músculos se elevan hasta los pómulos y los ojos se arrugan levemente; mientras que en la sonrisa falsa, sólo está se mueven la boca.

#ELLETip Un truco muy útil para hacer buenos retratos, es cerrar los ojos fuertemente justo antes de que tomen la fotografía y poner la lengua detrás de los dientes superiores. Lucirás muy fotogénica y tu sonrisa se verá totalmente natural.

Sonrisa Ducehenne

Esta es la verdadera sonrisa de la felicidad. Fue descrita por el neurólogo Duchenne de Boulogne en el sigo XIX a través de experimentos de electrochoque. Es la sonrisa más larga e intensa, involucra sólo dos músculos faciales, pero es notoria en los pómulos y en la expresión de los ojos.

Cuando una sonrisa trae tanta felicidad, vale la pena protegerla con Colgate.

Foto: Shutterstock