4 razones por las que las que deberías estar usando la copa menstrual

675
- Publicidad -

Ser mujer es increíble, en su mayor parte. Sin embargo, hay cosas que no lo hacen tan padre, como por ejemplo, el hecho de que cada mes por aproximadamente cinco días perdemos una cantidad considerable de sangre. Y como si no fuera suficiente, nuestras hormonas se vuelven locas de una a dos semanas antes (a veces hasta después) del periodo. En pocas palabras, es algo que nunca nos deja hasta que llegamos a la menopausia y el caos hormonal es otro.

Por todo eso, se agradece cuando llegan cosas al mercado que nos facilitan la vida, como la copa menstrual. En resumen, este artefacto es como un pequeño embudo que insertas dentro de tu vagina durante la menstruación. A diferencia de un tampón, la copa no absorbe el flujo menstrual, si no que lo deposita en su interior, hasta que llega la hora de sacarla (aproximadamente cada 6 horas, según tu flujo) y vaciarla.

Publicidad

Suena un poco intimidante, pero si has usado un tampón en la vida, la realidad es que no lo es. Existen miles de videos en YouTube que te enseñan todas las maneras en las que la puedes insertar, sacar y mantener limpia.

Si has escuchado sobre ella, pero aún no te convences, te damos cuatro razones por la cual dejar a un lado las toallas y los tampones para convertir la copa en tu mejor amiga.

#1 Puedes salvar al planeta con ella

Una copa menstrual, bien cuidada, puede durar de 8 a 10 años y funcionar perfecto. Como es reusable, la cantidad de basura que produces a lo largo de tu vida se reduce muchísimo. La mujer promedio utiliza 20 toallas o tampones por cada periodo y, considerando que menstruamos más o menos de los 13 a los 50, son 37 años en los que podemos contar 444 periodos x 20 = 8,880 tampones o toallas que tiramos a la basura. Qué miedo.

#2 Te ahorra mucho dinero

De la misma manera en la que le ahorras al mundo 8,880 productos de higiene femenina, el ahorro también va para tu cartera. Una copa menstrual cuesta aproximadamente $600, suena mucho, pero en tu vida gastarías $2,400 en copas menstruales a diferencias de… El precio varía, pero digamos que un paquete de 10 tampones cuesta 40 pesos, entonces 40 x 2 (porque necesitas 20) = $80 pesos por periodo x 444 periodos = $35,200 pesos mexicanos que vas a invertir en tu vida.

#3 Es mucho más higiénica y saludable

Hay una cosa de película de terror que se llama síndrome del choque tóxico, una condición causada por una bacteria que ha sido ligada a los tampones y es muy riesgoso. Si se complica puede causar shock, coma, insuficiencia renal y cardiaca e incluso ha habido casos de personas que han perdido extremidades por esto. Así mismo, y un poco menos traumático, como la copa está hecha de silicón quirúrgico, y no absorbe nada, se reducen los riesgos a una infección vaginal y el mal olor es prácticamente nulo.

#4 Porque te lo mereces

Tomando en cuenta todo lo que tenemos que soportar como mujeres, y sí incluyendo el acoso sexual y la desigualdad laboral, lo menos que podemos hacer por nosotras mismas es encontrar elementos que hagan nuestra vida más cómoda. Con la copa menstrual, puedes nadar, hacer ejercicio y dormir, como si nada. La vida sigue de manera normal. Cuando la insertas correctamente, no se siente para nada, no te manchas y prácticamente te puedes olvidar de tu periodo.