Nancy Pelosi combina política y moda con cubrebocas coordinados

Así se ve la moda en tiempos de Covid-19.

275
Nancy Pelosi cubrebocas
Getty Images
- Publicidad -

Mientras el presidente Trump se niega a usar cubrebocas frente a las cámaras, la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está usando uno diferente para cada outfit. Además, Pelosi está usando las mascarillas como una expresión personal y política y hasta como un accesorio de moda, porque sí, es parte de la nueva normalidad.

En la juramentación ceremonial del Representante electo Kweisi Mfume el 5 de mayo, vestía un traje pantalón de algodón color rosa y un cubrebocas a juego. Una semana más tarde, empujó el paquete de ayuda COVID-19 de $ 3 billones a través de la Cámara en una que tenía estampado de cerezas que combinó con una chaqueta color magenta.

cubrebocas Nancy
Getty Images
Publicidad

Durante la conferencia de prensa que se llevo a cabo la semana pasada para celebrar el aniversario de la aprobación de la Enmienda 19 por parte de la Cámara, su cubrebocas estampado complementaba a la perfección con el suéter azul que llevaba sobre los hombros y con su vestido blanco.

cubrebocas Nancy
Getty Images

Como era de esperarse, su uso de tapabocas a la perfección se ha hecho nota por apasionados de la moda y diferentes cuentas de Instagram se han encargado de documentar cada uno de los looks de Nancy y hasta la llamaron “icono de estilo”.

Los críticos de la moda también elogiaron su forma de llevar cubrebocas, incluida Vanessa Friedman de The New York Times, quien escribió que “ningún otro funcionario electo ha abrazado la máscara con un rango tan implacable y considerado”. Incluso Hillary Clinton legó su título de reina de traje pantalón a Pelosi en una publicación de Instagram: “Líder de la mayoría de la Cámara, y de coordinación de color de cubrebocas con pantalón”.

¿Lo más curioso? Nancy está ocasionando un efecto muy parecido al ya conocido “Markle Effect”. La funcionaria compra sus cubrebocas en Donna Lewis, una pequeña boutique en Alexandria, Virginia, y de acuerdo el propietario, Chris Lewis, cada que Pelosi usa una, se agotan. “Es el efecto Nancy. Ella lo usa y se agotan. La demanda es una locura”, aseguró el duelo.