Met Gala cumplió: la noche en la que el código de vestimenta fue respetado

1310
- Publicidad -

Por: Gabriela Ramos

Puede que el 2018 sea recordado como uno de los mejores red carpets del Met Gala. Sus invitados mezclaron la iconografía de la religión católica con la sugerencia de “Sunday’s Best”, aludiendo a tu atuendo al asistir a la iglesia. La mayor inspiración se centró en la opulencia de los años eclesiásticos del renacimiento.

Publicidad

Para bien, la mayoría de las asistentes vistieron atuendos inspirados en estereotipos como Lucrecia Borgia y en las reinas/princesas/damas y cortesanas de las cortes, imborrables protagonistas de la época renacentista.

La anfitriona de la noche, Anna Wintour, lució un Chanel hecho especialmente para ella que le otorgaba cierto aire de pontífice, de poder y superioridad pero con cierta dulzura celestina. Su hija vistió rojo -un color que vimos mucho- firmado por Valentino, muy elegante. Amal Clooney otra de las co-anfitrionas vistió un traje de pantalones complementados con falda y cola de rosas rojas de Richard Quinn. Rihanna usó un atuendo de inspiración pontificia, por Maison Margiela que tomó 500 horas en bordarse.

Rihanna en Margiela

También tuvimos a Sarah Jessica Parker quien vestida un total look de Dolce & Gabbana Alta Moda demostró una vez más que la teatralidad es su mejor carta. Su vestido brocado en dorado (otro de los colores que predominó) con apliqués rojos y un tocado que nos remitía a los altares católicos.

Sarah Jessica Parker

Hablando de dorado, color que simboliza riquezas y que también se asocia con el catolicismo, vimos cómo Kerry Washington y Rosie Huntington Whiteley ambas en Ralph Lauren vistieron dorado. Kate Bosworth, en Oscar de la Renta, era un retrato bíblico también en dorado.

Rosie Huntington-Whiteley
Getty Images

Amanda Seyfried en Prada también lució estos tonos cálidos y destellos dorados. Rita Ora vistió un Prada negro con una angelical aureola. Su vestido también gozó de una extensa cola.

Rita Ora en Prada
Getty Images

Los tocados celestiales y las opulentas faldas fueron de los elementos más vistos. Diane Kruger en Prabal Gurung, Blake Lively, como una reina católica de Borgoña; ambas usaron estas tendencias. Lively vistió Versace y su vestido llevó más de 600 horas en hacerse, contando con infinidad de detalles que narraban la historia de su vida personal, en los bordados de esta creación. Christian Louboutin creó un calzado en especial para ella.

Blake Lively
Getty Images

Nicky Minaj en vino tinto como Lively, vistió Oscar de la Renta con una también extensa causa y un tocado de Marianna Harutunian. Cara Delvigne en un Dior un poco como viuda negra también uso un tocado de Harutunian.

Cara Delevingne
Getty Images

Otras celebridades como Gigi Hadid, JLo, y Ariana Grande vistieron el tema eclesiástico en el estampado de sus vestidos. Gigi Hadid estaba envuelta entre alas de ángeles en Versace, mientras que Ariana vistió la Capilla Sixtina en Verá Wang y JLo un crucifijo en un atrevido Balmain.

Jennifer Lopez

En clave más gótica vimos a Janelle Monae en Marc Jacobs, Solange en Iris Van Herpen y Lilly Collins en Givenchy.

Lily Collins, Gettyimages

Por otra parte, modelos como Cindy Crawford y Gisele Bundchen le rindieron homenaje a Donatella en Versace. Kendall Jenner asistió un mono blanco de Off White (otro color que se repitió mucho) y logró mantener esta línea estética de las modelos pero con un glamour casi religioso.

Kendall Jenner en Off White

Eiza González en Prabal Gurung tuvo cierta irreverencia en su look, muy sexy y muy fuerte. Zendaya vistió Versace como una armadura bélica renacentista, a lo mejor inspirada en los ejércitos papales, emulando la fortaleza de una heroica Juana de Arco.

Zendaya en Versace

Cardi B. por Jeremy Scott se vio incómoda. El disfraz papal embarazada simplemente no servía. Bella Hadid en Chrome Hearts parecía Maléfica y Zoë Kravitz se tomó el tema “cuerpos celestiales” figurativamente, pues si, mostró su cuerpo celestial.

Zoe Kravitz
Getty Images

Los hombres también dieron de que hablar. Tom Brady, también en negro, vistió Versace, un blazer con aplicados de alas doradas en la solapa y un suéter cuello tortuga.

Sean Duffy Combs vistió de blanco, hecho a la medida por Davidson Petit-Frère and Aleks Musika. Chadwick Boseman en Versace también lucio en blanco pero con un traje más adornado con insignias religiosas. Virgil Abloh luciendo Louis Vuitton como un homenaje a su nuevo nombramiento se vio formidable. Y en colores, tenemos a Andrew Garfield en vino luciendo Tom Ford. Jared Leto espectacular en Gucci, (uno de los favoritos del actor).

Alessandro Michele, director creativo de Gucci, Lana Del Rey y Jared Leto.

 

Debemos confesar que pese a los aciertos y desaciertos, hemos disfrutado los focos de inspiración en el estilismo, la pureza cristiana, las princesas al estilo Lucrecia Borgia, las madonnas, la riqueza bizantina del catolicismo dorado y su paso por el gótico.