6 reglas de etiqueta en las que hemos estado fallado todo este tiempo

952

Es cierto que las reglas de etiqueta pasaron de moda hace décadas y que básicamente el nueva regla es romperlas, pero se siguen enseñando en las escuelas en Estados Unidos y algunos países de Europa y nos guste o no, siguen siendo básicas para la convivencia social.

Si alguna vez has sentido nervios por no saber dónde poner la servilleta o cómo decir que vas a ir al baño, encontrarás esta nota muy útil con los consejos básicos de la experta en etiqueta Myka Meier, fundadora de Beaumont Etiquette and The Plaza Hotel Finishing Program, quien compartió con la revista Food and Wine, estos seis tips básicos de etiqueta.

1. Nunca se levanta el menú en la mesa

Publicidad

Estamos seguros que esta regla te ha fallado muchas veces. Según Meier, el menú siempre debe estar en contacto con la mesa, así sea sólo una pequeña parte de él, lo correcto es que siempre sea de este modo, así que la próxima vez que lo levantes para verlo de cerca o te lo pongas en las piernas, recuerda que es de mal gusto.

2. Beber siempre de la misma parte del vaso

Es horrible dejar el contorno del vaso todo marcado, ya sea con lipstick o con baba —ewww— por eso lo ideal es que una vez que bebas, las siguientes veces lo hagas del lugar donde está la primera marca, de ese modo el vaso se verá mucho más limpio —y tu también.

3. Jamás chocar las copas

Se puede brindar, sin embargo, las copas jamás deber hacer contacto porque se puede dañar el vidrio y, se supone que en una cena formal, las cristalería es de buena calidad y no querrías romper nada, además, tampoco es bien visto ser muy escandalosos, así que mientras menos ruido, mejor.

4. Mantén las orillas de los platos limpios

Si bates toda la comida en el plato te vas a ver mal, además es considerado descortés para los meseros, quienes tienen que retirar los platos de la mesa, tomándolos por las orillas.

5. Nunca digas que vas al baño

Está bien que vayas y te levantes de la mesa para hacerlo, pero jamás –que ni se te ocurra— decir a dónde vas o para qué te levantas. A nadie la interesa saberlo y es de pésima educación.

6. Nunca digas “buen provecho”

Tal vez has vivido engañado y es que esta expresión no es bien aceptada en un evento formal y es que, según los explica Meier, decirlo es una especie de invitación a tener una buena digestión, en su lugar, es mejor decir “qué lo disfrutes”.