Del cine a tu decoración, cinco películas que puedes llevar a tus espacios

410

El cine nos entretiene, nos enseña e inspira. Todos tenemos al menos un par de películas favoritas, y más de alguno de nosotros ha deseado vivir en una. A continuación cinco ejemplos de películas con un excelente diseño de producción, que puedes trasladar a la decoración de tus espacios.

The Shape of Water. Gillermo del Toro. 2017

Una de las favoritas del momento, nominada a mejor diseño de producción en los premios de la Academia. Para lograr un ambiente inspirado en el largometraje podemos tomar como referencia el departamento de Elisa y Giles. Hay que preferir materiales naturales en su color y forma original: pieles, maderas y textiles.

Publicidad

Si cuentas con una amplia selección de libros puedes colocarlos en un librero que los exhiba, convierte un muro en tu biblioteca personal. En la decoración procura tener arte, llena tus muros con ilustraciones de diferentes artistas y da unidad con los marcos. Prefiere los colores verde y azul en tonos opacos.

The Neon Demon. Nicolas Winding Refn. 2016

Después de Driver, Refn nos quedó deseando por más. Una narrativa complicada, pero una estética bastante definida, es lo que podemos ver en ambos filmes. No podríamos tomar una escena en específico para lograr el ambiente de la película. Pero podemos rescatar los vibrantes tonos sobre fondos oscuros. Aquí todo lo artificial funciona. Mármol, metal y luz fría en tonos azules. Para decoración puedes utilizar fotografías y libros foto documentales de moda, sobre tu mesa de centro.

The Grand Budapest Hotel. Wes Anderson. 2014

Wes Anderson tiene una estética inconfundible, y The Grand Budapest Hotel es un claro ejemplo. Contrario a lo que muchos piensan, no te limites a los tonos pasteles. Busca colores que estén uno junto a otro en el circulo de color, hasta tres diferentes está bien. A partir de ahí puedes variar el tono. Otra cosa importante: la simetría. Busca que en tu espacio exista un equilibrio a partir de la vista principal. Por ejemplo, si entras en tu sala que el sofá sea tu punto de referencia y coloca decoración y mobiliario igual a ambos lados. Opta por art deco en el estilo de muebles y accesorios.

Lee: El Airbnb de Wes Anderson en el que cualquier cinéfilo querrá hospedarse

Marie Antoniette. Sofia Coppola. 2006

Una vez más, Coppola hace equipo con Dunst y hacen entrega de una pieza extraordinaria. Una libre interpretación del ascenso al trono de la joven reina, que combina la tradicional y decadente corona francesa y elementos modernos. Mobiliario estilo Luis XV es un básico, pero lo ideal es usarlos con tapiz liso. La paleta de colores en tonos pastel rosa y azul, con acentos en crema o blanco. Y la decoración barroca, con vegetación natural complementará a la perfección este estilo. Como la afamada directora, siéntete en libertad de combinar elementos tradicionales con modernos.

Kill Bill Vol. I. Quentin Tarantino. 2003

Puede que la estética en las películas de Tarantino no nos resulte atractiva a todos, pero debes admitirlo: los contrastes son increíbles. Ya sea la sangre sobre vestuario, personaje o ambientación; objeto contra vestuario, o personaje contra fondo ¿Cómo olvidar la escena entre la novia y O-Ren Ishii?

Para lograr un estilo de acuerdo a esta película, enfócate en los contrastes. Utiliza accesorios que sobresalgan del resto. En la paleta de colores deberán estar justo frente al color de fondo. Por ejemplo, el traje amarillo de la novia, sobre el fondo nevado con iluminación azul. Aquí la decoración y mobiliario minimalista son una excelente opción. Prefiere el estilo escandinavo en muebles y accesorios.