“De repente me da el bajón”: Manolo Caro se despide de La Casa de las Flores

Ahora si, traigan el mariachi.

432
La Casa de las Flores ultima temporada Manolo Caro
Manolo Caro en el set de La Casa de las Flores. Foto: Netflix
- Publicidad -

Manolo Caro ha encontrado en sus personajes una forma de sanar. Estrena la última temporada de La Casa de las Flores y el director siente profundamente que ha dividido su personalidad, y sus imperfecciones, en cada uno de los hermanos de la Mora. Pero explica que estas asignaturas no vienen sólo de esta serie, sino desde sus primeras obras. “Con la distancia lo he entendido. Al retomar proyectos anteriores, me doy cuenta que escribí eso porque había algo que quería sanar y quería decir”, expresa.

“Por algo existe Lucas en No Sé si Cortarme Las Venas o Dejármelas Largas, porque sentía ese mismo agobio, ese miedo y esa necesidad de decirle al mundo quién era. Así me pasa al visitar a mis personajes”. Así la tercera y última temporada de La Casa de Las Flores estrena en Netflix.

La Casa de las Flores ultima temporada Manolo Caro
Rodaje de La Casa de las Flores. Foto: Netflix
Publicidad

Esto significa que el director se despide de la familia de la Mora, del cabaret y de personajes que se han convertido en algunos de los favoritos del público mexicano, del español, y del mundo entero, pues esta serie representa el proyecto más grande e internacional que Manolo ha hecho hasta hoy. Anteriormente lo conocíamos por su trabajo en el cine con películas como La Vida Inmoral de la Pareja Ideal, Amor de mis Amores y también por obras de teatro como Straight.

“la sociedad idolatra a Juan Gabriel y todo lo que ha representado y por otro, es una sociedad homofóbica y misógina.”

El éxito de su llegada a Netflix también lo tomó a él de sorpresa. “Es un proyecto que adoro, que me genera muchísimos sentimientos cuando hablo de él porque es el que me dio la oportunidad de salir a trabajar fuera de México”, relata Caro a ELLE México. El proceso de esta serie fue tan genuino que lo primero que viene a su mente es diversión. Desde #LordDámeloTodo hasta “el Cacas” y la peculiar forma de hablar de Paulina, todas estas anécdotas que se viralizaron en redes sociales, no salieron de un guión rígido, sino de la dinámica en el set entre Manolo y los actores.

La Casa de las Flores Valentina Dario Yazbek
Dario Yazbek y Valentina. Foto: Netflix

“El éxito nos agarró de sorpresa porque nunca pensamos que nos iba a ir como nos fue. Entonces todo fue muy genuino y muy orgánico. No habían expectativas, y eso lo hizo mejor”. Caro explica que gracias a La Casa de las Flores, ahora puede producir series en otros países como España, donde hizo el rodaje de Alguien Tiene que Morir.

“Da la oportunidad de contar otras historias, de explorar nuevos géneros, nuevos formatos, y de tener el apoyo de Netflix”, describe. “Pero también hay nervios, ansiedad de lo que viene. De repente me da el bajón, y de repente la emoción”.

En las historias de Manolo hay personajes que nadie se había atrevido a retratar verídicamente en el melodrama mexicano. Retomó este género explotado en nuestro país en los años 80 para representar a la comunidad LGBT+ y los estigmas que la rodean. “La Casa de las Flores levanta el velo de la postura sumamente hipócrita en nuestro país respecto al tema”, expone Cecilia Suárez. “Por un lado la sociedad idolatra a Juan Gabriel y todo lo que ha representado y por otro, es una sociedad homofóbica y misógina”.

La Casa de las Flores ultima temporada Manolo Caro Cecilia
Cecilia Suárez en la última temporada. Foto: Netflix

Con esta tercera y final temporada de la familia, el director enfatiza la doble moral y el rol que se espera de la mujer. Por ejemplo, Paulina fue quien más visitó a Ernesto en prisión. Pero cuando los papeles se invierten, y ella está presa, no hay esa reciprocidad. A través de ella “denuncia un hecho concreto en las prisiones mexicanas: en los penales masculinos hay largas filas de esposas, madres, hermanas, hijas que los animan, y en los penales femeniles las visitas son mucho más escasas y menos frecuentes”, señala la intérprete de Paulina de la Mora.

Cecilia señala que el personaje de Paulina de la Mora sirve para demostrar que las mujeres deben “quitarse ese rol de ser mamá de los hermanos mayores, y que es un proceso doloroso, pero también muy necesario para su propia redención”. Estamos acostumbradas a cuidar a los demás y ponernos a nosotras mismas en último lugar “y eso no reditúa para nadie, nos tenemos que poner como prioridad”, expone.

Además, con estas dinámicas entre Virginia y Paulina, muestra que la relación entre padres e hijos se construye eso a partir de la verdad. “Una relación profunda se construye a través de la verdad, de contarles a nuestros hijos quiénes somos y ellos tengan el espacio para decirnos quiénes son ellos”, explica la actriz que es más que una musa para Caro.

Con la juventud de Virginia, el director retrata el despertar sexual en la adolescencia. “Como ella, a esa edad tenemos muchas inquietudes y nos dicen que está mal y que no se puede hablar de eso, entonces entras en esa caja de convenciones sociales sobre cómo vivir tu sexualidad”, detalla Manolo sobre el proyecto donde tuvo la oportunidad de profundizar estos cuestionamientos.

La Casa de las Flores ultima temporada Manolo Caro

Para ello, La Casa de las Flores viaja a 1979 en el despertar sexual de Virginia, Carmelita, Salo y Ernesto, en medio de una revolución hippie. Aquí es cuando llegan los nuevos personajes de la temporada, Ximena Sariñana, Christian Chávez e Isabel Blurr. La tercera temporada de la serie ya está disponible en Netflix y también hay una participación especial de Valentina.