La maldición de los Grimaldi: la familia real que nunca triunfará en el amor

"Nunca un Grimaldi encontrará la verdadera felicidad en el amor"

13374
Maldicion Grimaldi
Getty
- Publicidad -

Las casas reales están rodeadas de tradición y de misticismo, y aunque solemos pensar en ellas como un cuento de hadas, para la realeza monegasca esto significa una condena en el amor. Cuenta la leyenda, que en el siglo XIII, el Príncipe Rainiero I secuestró y violó a una damisela que le maldijo a él y a toda su descendencia. “Nunca un Grimaldi encontrará la verdadera felicidad en el amor”. Ocho siglos después, la maldición parece vigente y las últimas generaciones de la familia real de Mónaco lo compueba.

Rainiero II y Grace Kelly

El príncipe que se enamoró de la actriz de Hollywood y vivieron un romance de película hasta la trágica muerte de Grace Kelly a los 52 años de edad en un accidente automovilístico. Se dice que mientras manejaba de regreso a su casa de campo, la princesa sufrió un infarto y perdió el control del coche. En éste viajaba también su hija menor, la princesa Estefanía quien fue incapaz de recuperar el control del vehículo y fue testigo de la muerte de su mamá. Debido a que se encontraba en recuperación no pudo asistir al funeral.

Grace Kelly
Grace Kelly en su boda

Carolina de Mónaco

Publicidad

 

La mayor de las hijas de Grace y Rainiero acumula tres matrimonios. El primero, con Philippe Junot, a quien conoce mientras estudia filosofía en París. A pesar del descontento de sus padres, se casa con él y se divorcia tan solo dos años después. Su segundo matrimonio con Stéfano Casiraghi fue el más feliz y con quien tuvo a sus primeros tres hijos (Andrea, Charlotte y Pierre). Tras siete años de matrimonio, Stéfano muere en una competencia de botes y Carolina entra en una gran depresión.

El tercer matrimonio de Carolina se da 19 años después de haber enviudado con el príncipe Ernesto Augusto de Hannover, amigo de toda la vida. tras 10 años juntos, la pareja se separa en 2009 aunque no se han divorciado oficialmente.

Carolina monaco
Príncipe Ernesto Augusto y Carolina de Mónaco SBM/Realis via Getty Images)

Estefanía de Monaco

Estefanía es quien ha tenido la vida amorosa más compleja y polémica. La menor de los tres hermanos tuvo un romance con su guardaespaldas Daniel Ducruet, padre de sus dos hijos (Louis y Pauline), en 1991 y se casó con él hasta 1995 pero se separaron un año después cuando se filtraron fotos de éste siendo infiel. Dos años más tarde, la princesa tuvo una tercera hija (Camille) con otro guardaespaldas real. En 2002 estuvo con un domador de elefantes de circo y se mudó junto a sus hijos a un trailer en el que viajaban con la compañía circense. Un año después, se casó con un acróbata portugués del que se separó en 2004.

Estefania Monaco
Princesa Estefania de Monaco. (Foto: Getty)

Alberto II

Para Alberto II, el actual jefe de Estado de Mónaco, parece que todo va bien. Desde 2011 está casado con la ex nadadora olímpica Charlene Wittstock aunque se rumora que previo a su boda, la ahora princesa Charlene intentó huir tres veces.

Charlene y Alberto II Monaco
Foto: Getty

La nueva generación

La generación más joven de los Grimaldi parece haber escapado a la maldición hasta ahora. Los tres hijos mayores de Carolina se encuentran en relaciones estables: Andrea Cariraghi, casado con Tatiana Santo Domingo; Pierre, casado con Beatrice Borromeo; y Carlota, con Dimitri Rassam. También Louis Ducruet, hijo de Estefanía, está casado con con Marie Chevallier.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo en su boda en 2015. (Foto: Getty)