La reina Isabel II causó furor con su visita al centro comercial

1059

Toda la semana hemos estado atentos a cada paso que dan Harry y Meghan. Claro, son jóvenes, guapos, nos caen perfecto. Sin embargo hay jerarquías y aunque ellos tienen el spotligth del momento pues… la reina es la reina, y así lo demostró Isabel II hoy.

La monarca asistió a la inauguración de The Lexicon un súper mall en el centro de la ciudad de Bracknell, Reino Unido. Ella lucía radiante, feliz, ágil y muy amada por todas las personas que asistieron al lugar. Para muestra un botón: la vitorearon, le regalaron flores y una niña le dio un chocolate.

Publicidad

A sus 92 años, la reina se ve perfecta tanto en su físico como en su look, compuesto principalmente por un abrigo en el emblemático color Tiffany-Box con accesorios un sombrero a juego con rosas que nos encantó.

Y hablando de sombreros, la reina mostró que son su debilidad pues en Fenwick una de las 70 tiendas de The Lexicon, se detuvo a verlos y hasta bromeó sobre uno de ellos, en forma de lágrima, y la boda real de su nieta Eugenia hace una semana: “Cuando estábamos mirando el sombrero de Vivien Sheriff, la reina dijo que hubiera sido bueno para la boda porque no se habría ido volando”, dijo Angela Bastten, quien estaba con ella en ese momento. La monarca se refería el fuerte viento que hubo ese día en Windsor. El sombrero de 995 libras estaba hecho con perdiz y plumas de ganso y parecía dar un ajuste perfecto en la cabeza.

BRACKNELL , ENGLAND – OCTOBER 19: Britain’s Queen Elizabeth II visits Fenwick department store in the Lexicon shopping centre during a visit to Bracknell on October 19, 2018 in Bracknell, England. (Photo by Henry Nicholls – WPA Pool/Getty Images)

Isabel II se detuvo a ver otro sombrero, se trataba de uno de 895 libras de Rachel Trevor-Morgan, diseñadora del que la reina usó hoy. “Ella comentó sobre su inusual forma de lágrima y dijo que nunca había usado uno así”, dijo Bastten.

Al salir, de nuevo la esperaba la gente, que no sólo la celebró en ese momento sino también en redes sociales, dejando claro que la reina de Inglaterra es… la reina.