Eugenia de York: la novia sin velo que quería mostrar su cicatriz

Todos los detalles acerca del vestido de la princesa Eugenia

4085
Foto: Shutterstock

Esta mañana ocurrió la esperada boda entre la princesa Eugenia de York, la segunda hija entre el príncipe Andrés de York y Sarah Fergurson, y nieta de la reina Isabel II, de 28 años , con el plebeyo Jack Brooksbank, en una ceremonia en la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor.

A petición especial de la princesa, toda la información respecto al vestido que llevaría fue un misterio para todos. Sin embargo, hace unos días reveló que desde luego estaría firmado por un diseñador británico y que sería fuera de lo común.

Foto: Shutterstock
Publicidad

Tras esa revelación, cientos de nombres pasaron por nuestra cabeza, desde Stella McCartney hasta Vivienne Westwood, pero jamás nos hubiéramos imaginado que sería de la firma Peter Pilotto, diseñado por Peter Pilotto y Christopher De Vos, quienes son buenos amigos de la princesa.

Foto: Shutterstock

Con este vestido, la princesa deseaba romper paradigmas, cánones anticuados y sobre todo, sorprender al mundo entero con su vestido de cuento de hadas y la ineludible ausencia de velo (sí, la realeza es cada vez más moderna).

Foto: Shutterstock
El vestido tenía un escote en V por delante y por detrás que caía en los hombros, una petición especial de la princesa, para que así fuera visible la cicatriz de la operación de escoliosis (curvatura de la columna vertebral) por la que fue sometida cuando era una niña. El vestido de cola larga fue completado con unos zapatos peep toe satinados de la firma británica Charlotte Olympia.
Foto: Shutterstock
La princesa decidió seguir los pasos de su madre Sarah Ferguson, y se casó con un vestido de jacquard repleto de simbología y detalles bordados que reflejan significados importantes para la princesa. Algunos de ellos son, el trébol de Irlanda (su madre es irlandesa), la rosa de York y la hiedra (ambos símbolos de la casa real) y la flor de cardo de Escocia.
Foto: Shutterstock