La única cosa con la que Lady Di jamás se atrevió a experimentar en su look

El único elemento que jamás cambió en el icónico look de la princesa

658

La princesa Diana es y siempre será uno de nuestros más grandes referentes de estilo. Cuando se convirtió en princesa, nos demostró el verdadero significado de la elegancia effortless y después de que abdicó a su título nos instruyó en el casual pero sofisticado look de princess-off-duty.

Lady Di se ganó el corazón de todo el mundo con su icónico estilo chic y sus notables actos benéficos. Justamente hoy, a 21 años de su trágica muerte en un accidente automovilístico, la seguimos recordando por romper paradigmas y experimentar con los elementos de su look, excepto por uno…

Foto: Shutterstock, princesa Diana de Gales, 1984
Publicidad

¡Su pelo! Sí, así como lo lees, Lady Di jamás cambió (ni siquiera levemente) su icónico peinado pixie ni su característico tono rubio cenizo. Su versatilidad con el maquillaje y sus camaleónicos outfits son indiscutibles, pero su pelo siempre permaneció inalterable¿Cómo lo hacía?

Foto: Shutterstock, princesa Diana de Gales, 1982

En aquella época, su estilista personal era Richard Dalton quien recientemente confesó “Teníamos que cortar apenas unos pocos milímetros cada semana”. La razón de esta sutil técnica, era que la princesa no quería que la atención de la prensa se desviara a temas irrelevantes como su corte de pelo.

Foto: Shutterstock, princesa Diana de Gales, 1993

Otras princesas de origen plebeyo como Kate Middleton y Meghan Markle constantemente tienen guiños hacia el legendario estilo de la princesa Diana. Sin embargo, no tienen un régimen de imagen personal tan estricto como el que ella seguía. Al incorporarse a la familia real, han cambiado constantemente de look con el objetivo de encontrar su propio sello característico.

Foto: Shutterstock, princesa Diana de Gales y el príncipe Charles en su boda, 1981