Meghan y Harry tendrán que devolver casi 10 millones de dólares en regalos

3250
Getty
- Publicidad -

No cabe duda que el evento del año ha sido la boda entre Meghan Markle y el Príncipe Harry, desde su compromiso, los nuevos Duques de Sussex han acaparado las miradas del mundo.

Como es costumbre, cuando un simple mortal se casa, sus invitados y personas queridas suelen regalarles cosas para su casa o con algún significado especial, pero ¿qué pasa cuando eres parte de la familia real que representa a toda una nación?

Publicidad

Desde antes de la boda real Meghan y Harry esperaban resolver infinidad de regalos por parte de sus súbditos, pero por mandato real no los pueden aceptar. Es por eso que los royals pidieron que en lugar de enviar regalos al palacio, donaran ese dinero a la caridad, sin embargo, no todos hicieron caso.

Lee: Cruzar las piernas, tomarse selfies y otras 17 prohibiciones que ahora tiene Meghan Markle

De acuerdo con Express, algunas personas y empresas les mandaron regalos al Palacio de Kensington que claramente no eran donaciones para la caridad, supuestamente el valor de los regalos asciende a los 9.3 millones de dólares, los cuales deberán ser regresados.

La familia real no puede aceptar obsequios de negocios o personas debido al protocolo. “Cuando se aceptan regalos, el consentimiento del miembro de la familia real debe estar supeditado a que la empresa se comprometa a no explotar el obsequio con fines comerciales”, establecen las normas, aseguró Express.

“Los regalos ofrecidos por personas privadas que viven en el Reino Unido y que el miembro de la familia real no conoce personalmente deben ser rechazados cuando haya dudas sobre la propiedad o los motivos del donante o del regalo en sí”.

Lee: La oscura historia de la desaparición de los antiguos Duques de Sussex

Así que en teoría, los recién casados tendrán que devolver $186,012,688 millones de pesos en regalos. El protocolo de la familia real establece que cada obsequio deberá entregarse  a la empresa o persona que lo haya mandado.