No selfies y otras 17 reglas que Meghan Markle deberá seguir de ahora en adelante

6256
Getty Images
- Publicidad -

No autógrafos, reverencias en todo momento a la Reina, cero selfies y estar lista a las 20:30 cuando tenga una cena con su majestad son algunas de las cosas que Meghan Markle deberá poner en práctica en su nuevo carácter de Duquesa de Sussex.

La ex actriz tiene seis meses para entrenarse en las artes de la realeza y para saber cómo comportarse no sólo en presencia de la abuela de su marido, sino también cuando asista a los múltiples eventos de caridad que le esperan.

Publicidad

Aquí una lista del reglamento que la esposa del príncipe Harry se debe aprender de memoria para salir airosa de su nueva posición social.

  1. Según el blog perezhilton.com, Meghan ya no se podrá hacer selfies con sus admiradores. De hecho, le dijo a un fan que ni a ella ni a Harry se les permite tomarse este tipo de fotos.
  2. Tampoco puede hacer uso de redes sociales, ni siquiera para sus actividades más privadas. De hecho, desde antes de casarse son las cuentas de Instagram y Twitter de Kensington Royal las que se encargan de su vida digital.
  3. La Duquesa de Sussex tiene prohibido dar autógrafos. Pero para evitar cualquier tipo de falsificación. Aunque bueno, en este caso podría firmar con una carita feliz o algo…
  4. Queda estrictamente prohibido (como al resto de la realeza británica) el uso de barniz de uñas oscuro… o de cualquier color, a excepción de los tonos muy claros o nudes suaves, como el que llevó en su boda.
  5. Cuando viaje, en su maleta debe incluir ropa de funeral. Cuando Elizabeth II aún era princesa, se enteró de la muerte de su padre, el rey George VI mientras estaba en África y tuvo que viajar de ese continente a Inglaterra en “ropa de calle”. Para evitar que eso vuelva a suceder fue que se inventó esta regla.
  6. Nada de minifaldas. A partir de su boda, debe usar faldas por debajo de la rodilla, pues la Reina desaprueba las prendas muy reveladoras.
  7. Por supuesto, adiós a su carrera de actriz. Como representante del pueblo británico, Meghan debe procurar siempre dar una buena imagen (aunque no entendemos qué hay de malo en ser actor)
  8. No importa la ocasión, como cualquier mujer de la familia real, siempre deberá hacer una reverencia a la Reina. Y la cosa no acaba ahí, porque en eventos oficiales, Meghan deberá hacer reverencias a cualquiera que tenga un rango más alto que el de ella.
  9. De por vida ya tiene un lugar asignado: cuando se trate de una reunión familiar, Meghan siempre deberá sentarse junto a su esposo Harry.
  10. Siempre de los siempres, cuando tenga una cena con Isabel II, deberá estar lista a las 8:30, ni un minuto antes ni uno después. Ah, y nada de sobremesas largas. La cena no podrá extenderse más de las 10 de la noche.
  11. Ahora Meghan ya no podrá cruzar las piernas en público. Y deberá perfeccionar el elegante sentado que hizo famoso Lady Di y que ya hace muy bien la Duquesa de Cambridge.

    Shutterstock
  12. Adiós a los zapatos de cuña. La Reina los odia, así que ni ella ni ninguna otra mujer de la Casa Real Británica pueden usarlos.
  13. No puede votar en las elecciones británicas, pues se considera como anticonstitucional. Nuestra duda es: ¿podrá votar en las elecciones estadounidenses?
  14. Por más hambre que tenga (o inapetente que esté), no puede comer antes o después de la Reina. De hecho, todos aquellos que comen con ella no pueden empezar a masticar antes de que Isabel II lo haga. Pero eso no es todo. En cuanto la Reina termine de ingerir sus sagrados alimentos, todo el mundo debe también de parar de comer… aunque no hayan terminado su platillo.
  15. Meghan no puede entrar a una habitación real sin seguir un protocolo. Siempre debe respetar el orden de entrada: la reina Isabel II, el príncipe Philip, el príncipe Carlos, la duquesa Camila, el príncipe William, la duquesa Kate y ya después, Harry y Meghan. Ufff…
  16. ¿Que tienes sueño Meghan? Te aguantas porque si se encuentran la Reina y ella en algún lugar, la ex estrella de Suits no podrá irse a la cama antes que la abuela de su marido.
  17. Para evitar una intoxicación, Meghan tiene prohibido comer mariscos. Y aunque no todos en la familia real lo hacen, la Reina se mantiene alejada de este tipo de alimento.
  18. Para evitar “picarse” de más, Meghan no podrá jugar Monopoly, juego prohibido para toda la familia real.