Los royals siempre llevan un outfit negro en su maleta y esta es la razón

420
- Publicidad -

Por más lúgubre que parezca, la familia real siempre debe de empacar un atuendo completamente negro cuando viaja porque la muerte siempre puede sorprenderlos, y la razón de este protocolo, nos remonta a un fragmento de la historia que quizás no conocías.

Un vestido negro es un básico que todas las mujeres debemos tener en nuestro guardarropa pero, aunque no lo creas, la reina Isabel II no contaba con uno en una ocasión extremadamente especial: la muerte de su padre, Jorge VI.

Publicidad

Si no eres fan de The Crown o simplemente no estás familiarizado con la historia de la realeza, quizás no sabías que cuando el rey de Inglaterra falleció en 1952, la heredera al trono se encontraba en Kenia con su esposo, el príncipe Felipe; y horas después de que se confirmara la noticia del deceso, se ordenó el regreso inmediato de la monarca.

A su llegada, la reina debía ser vista ante los medios de comunicación con un atuendo en colores obscuros, pero para sorpresa de la tripulación, no había un atuendo negro en ningún rincón del jet privado en donde viajaba, por ende, no pudo bajarse del avión hasta que le proporcionaron uno desde el Palacio de Buckingham.

Así que desde aquel percance, todos los miembros de la familia real (incluidos los príncipes George y Charlotte) deben de empacar para vestirse de luto en caso de que alguien de la realeza llegara a fallecer en su ausencia.

Una razón más por la que un vestido negro nunca falla.

Foto: Getty Images