En otoño-invierno todo es felicidad, menos para tu piel

Porque lo mejor es cuidarnos de forma preventiva

323
Getty Images

El invierno es la mejor temporada para vestirnos con miles de layers, disfrutar de las tardes con una buena película y una cobija enorme, cenar con nuestros amigos y comer con nuestras familias. Todo es felicidad, menos en nuestra piel.

Esto se debe a que las temperaturas bajas y la humedad baja resecan y dañan la piel. Lo que provoca rojez e imperfecciones. A continuación te dejamos los mejores consejos y productos para cuidarte al máximo esta temporada.

Hidratación al máximo

Publicidad

Lo primero es cambiar a una crema que sea un poco más intensiva, intenta una que no sea demasiado espesa para que tu piel la pueda absorber sin problemas. Antes de dormir, aplica una capa generosa de crema y lip balm. Porque mientras dormimos nuestra piel se repara, por lo que tenemos que aprovechar para consentirnos un poquito más.

No te olvides de manos y labios

El lip balm y la crema de manos deben de ser tus mejores aliados, llévalos siempre en tu bolsa y úsalos regularmente para mantener una hidratación constante.

Protección solar en toda temporada

Nunca dejaremos de insistir, el SPF lo tenemos que usar siempre que salgamos, sin importar que esté nublado o lloviendo. Si te da flojera o piensas que no vale la pena, piensa en el SPF como una capa protectora extra. Si te molesta la textura del bloqueador convencional, busca opciones que sean en gel. O incluso con un poco de tint para darte un healthy glow.

Fórmula secreta

En caso de que sientas que tu piel todavía no tiene el dewey look que buscas, intenta darle una hidratación extra a tu piel con un suero hialurónico o con un aceite ligero. También puedes usar mascarillas reparadoras, revitalizantes e hidratantes para darle a tu piel ese extra que está necesitando.

Baja la temperatura de tu regadera

Al bañarnos con agua muy caliente, nos deshacemos de los aceites naturales. Estos son los que ayudan a protegernos y nos dan un healthy boost. Lo mejor es resistir el impulso de bañarse con agua hirviendo y optar por una temperatura moderada.

Sin olor

Por último, te aconsejamos que evites productos con fragancias. Ya que pueden llegar a irritar la piel aún más.