Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Que siempre no, los sarapes de Junya Watanabe sí son apropiación cultural

La Secretaría de Cultura reveló que la marca actuó solo por fines comerciales y rompieron las negociaciones.
mar 25 enero 2022 11:36 AM
JUNYA-W.jpg
El sarape en la colección de Junya Watanabe Man Fall/Winter 2022

Hace unas semanas hubo un debate en el mundo de la moda y los sarapes. La marca Junya Watanabe, diseñador mejor conocido por ser aprendiz de Rei Kawakubo, usó el estampado del sarape en su nueva colección y el público lo señaló de apropiación cultural por intentar adueñarse del tradicional estampado mexicano, originario de las comunidades creadoras de nuestro país.

Utilizaron el textil mexicano; es decir, pusieron el sarape en bomber jackets, blazers, suéteres, pantalones de mezclilla y sobrecamisas. Pero los artistas originarios no recibieron ningún beneficio de ello. Así que iniciaron los señalamientos por apropiación cultural, sin embargo, la marca señaló que hicieron esto en colaboración con la Secretaría de Cultura de México y el asunto se calmó a medias porque el público no estaba de acuerdo en este uso del sarape porque realmente los tejedores y artesanos no se beneficiaron de la colección de lujo de Watanabe.

Ahora la Secretaría de Cultura emitió su respuesta formal y el veredicto es sí, sí fue apropiación cultural, y los acusó de mala práctica mencionando a la marca Comme des Garçons, pues se adelantaron y actuaron sin autorización para usar el sarape en sus diseños. Ésta es la explicación.

Publicidad

Junya Watanabe, aprendiz de la diseñadora Kawakubo de Comme des Garçons, dijo que pidieron permiso a la secretaría mexicana para usar el tejido y estampado del sarape. Pero la secretaría reveló que el diseñador se adelantó y puso primero sus fines comerciales, antes de la decisión de los artesanos. Aún no se establecía un convenio justo con los artesanos, cuando la marca lanzó la colección.

Estaban en negociaciones al respecto para obtener el permiso o colaboración, pero la marca decidió seguir adelante sin ello.

junyawatanabe_271965101_1131953280879733_3333197145488163286_n.jpg

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México señala que la marca japonesa Comme des Garçons Co., Ltd antepuso su calendario comercial al interés de cerrar un acuerdo ético con las comunidades creadoras de Saltillo, Coahuila, y Contla, Tlaxcala, con quienes se había iniciado una mesa de negociación, expresó dicha secretaría en un comunicado.

Publicidad

Explicaron que la misma marca afectó el proceso para obtener la aprobación de los artistas originarios. La rapidez con la cual la marca lanzó al mercado la colección Junya Watanabe Man Fall/Winter 2022 afectó el proceso de negociación a través del cual las y los artistas originarios esperaban acordar una propuesta de convenio justa. Además, se utilizó el nombre de la Secretaría de Cultura federal de forma incorrecta.

En ese comunicado, la secretaría indicó que el proceso comenzó apenas el 24 de noviembre de 2021, a través de la embajada de México en Japón. Incluso las comunicades presentaron la idea de poner una etiqueta que mencionara el derecho original de las comunidades de artistas originarios, además de un pago específico por esos derechos y apoyo para los materiales.

Pero más tarde la marca de Watanabe afectó el proceso de negociación en el que los artistas originarios esperaban acordar una propuesta de convenio justa. Aquí todos los detalles.

Publicidad

“La marca de Junya Watanabe manifestó su interés por conocer el procedimiento para utilizar los patrones tradicionales del sarape en algunos de sus diseños”, explicó la Secretaría en el comunicado.

“Como respuesta, se indicó que los derechos colectivos del sarape de Saltillo pertenecen a comunidades de Saltillo en Coahuila y de Contla en Tlaxcala. Se precisó que el papel de la Secretaría de Cultura federal y de las instancias estatales de cultura sería exclusivamente el de fungir como facilitadores del proceso, buscando siempre el beneficio de las comunidades creadoras. Se explicó, también, que son las comunidades quienes deciden qué hacer con el patrimonio cultural que les pertenece”, detallaron.

En diversas reuniones, las y los creadores de Coahuila y Tlaxcala presentaron, entre otras alternativas, la petición de incluir una etiqueta en las prendas de la colección mencionada que reconociera el derecho original de las comunidades de artistas originarios, además de un pago específico por esos derechos y apoyo a materiales y equipos de trabajo. Se solicitó también a la marca que en conjunto se organizara un seminario internacional sobre derechos colectivos y que se explorara la posibilidad de una colección futura en colaboración con las comunidades creativas y la marca.

Publicidad

De forma que la secretaría condenó que la marca haya interrumpido un proceso de negociación que estaba aún en marcha.

Para finalizar, la secretaría hizo un llamado a todas las marcas interesadas en colaborar con comunidades originarias, a conocer y sumarse al Decálogo de Original, iniciativa en favor de los Derechos Colectivos.

Publicidad