Valentino y otras marcas demandan a sus arrendatarios pues no pueden pagar la renta

Mantener la tienda abierta es "poco práctico, inviable y ya no es factible".

3960
Getty Images
- Publicidad -

Recientemente Valentino demandó a Kaitlyn Pan Group, una marca de zapatos que falsifica el modelo los icónico Garavani Rokstuds y los vende online. Y ahora, la firma italiana abrió una demanda para anular su contrato de renta en su boutique insignia de cuatro pisos en la Quinta Avenida en Nueva York.

La firma de lujo se está viendo gravemente afectada por la crisis a causa de coronavirus y le está siendo prácticamente imposible pagar la renta. En su demanda, Valentino explicó que la boutique que está ubicada exactamente a dos cuadras de la Torre Trump ya no puede seguir en funcionamiento pues ya no es una “zona  de lujo, prestigio y calidad” como lo estipula el contrato de renta.

Publicidad

Valentino asegura que Savitt Partners, el dueño de la propiedad tenía planeado terminar el contrato de arrendamiento a finales de este año, sin embargo, el dueño se retractó y el viernes les escribió diciendo que no iba a aceptar la anulación.

Valentino demanda tienda Nueva York
Getty Images

De acuerdo con profesionales, el contrato iniciado en 2013 que tenía como fecha de expiración el 2029 es imposible de cambiar incluso ante la complicada situación que ha ocasionado la pandemia.

Esta no es la única demanda que han presentado minoristas que tienen tiendas en la Quinta Avenida. H&M, Gap y Victoria’s Secret también presentaron las suyas luego de que la pandemia los obligara a cerrar sus establecimientos.

Las autoridades de Estados Unidos poco a poco han autorizado la apertura de algunos establecimientos, sin embargo, la firma italiana dice que sus clientes tienen miedo a acudir a “boutiques de lujo ‘no esenciales’ en persona”.

Victoria’s Secret, que ahora forma parte de L Brands Inc., presentó una demanda similar para anular su contrato de renta por 938, 000 dólares al mes por su sucursal en Herald Square en Manhattan.