Modelos de piel morena: la inclusión comienza por la industria nacional

372
Cortesía Guerxs / Fotos: Zora Sicher

Este artículo se publicó originalmente en la edición de abril 2018 de ELLE México

Si podemos distinguir un fenómeno en el modelaje que ha marcado los últimos años en la industria es el de la inclusión. Hablar de un cánon unificante de belleza resulta imposible en la actualidad, en un momento en el que no solo se reconoce, sino que se celebra la diversidad en todas sus facetas. Admitir que la estética está en la diferencia ha llevado a la moda a buscar el factor que la está revolucionando y que hoy resulta necesario: la representación.

Publicidad

En el último reporte de diversidad publicado por The Fashion Spot, en el que se analizaron 94 de los desfiles más importantes de la Semana de la moda en Nueva York, se encontró que la edición de primavera verano 2018 había resultado como la de mayor inclusión racial al contar con un 36.9% de modelos no-blancas entre sus pasarelas. Ese mismo fashion week también rompió récords como el más incluyente en términos de modelos plus size, edad avanzada y transgénero, pero sin duda el eje que más destacó fue el referente a raza. Si bien no podemos dejar de aplaudir estos grandes pasos en la industria, tampoco podemos dejar de lado al elefante rosa en la habitación: ¿qué ha hecho la moda en México por representar la estética nacional y latina?

En 2016, el entonces presidente de la Asosiación de Intérpretes (ANDI), Rodrigo Franco, declaraba a Efe que “la publicidad para productos de consumo requiere de un perfil aspiracional, y este es, un blanco de ojos claros, estatura media y entre 25 y 45 años”, y aunque su crítica no iba dirigida la moda como caso en particular, sí la englobaba. De acuerdo con el Módulo de Movilidad Social Intergeracional 2016 del INEGI, el 80% de los mexicanos se identifica a sí mismos como morenos y el sentimiento por la falta de representación era latente. Sin embargo, el momento que está viviendo el modelaje no es un hecho aislado de las grandes capitales de la moda y ha permeado a otras urbes fashionistas, nuestro país incluido.

Con esta idea en mente, Maria Osado decidió fundar la agencia de modelos Guerxs, un proyecto “donde la diversidad fuera tomada en cuenta como un acto de resistencia dentro de una industria mayoritariamente excluyente” según nos explica ella misma. Así, ha creado una agencia que hace gala de la mezcla, la diferencia y la realidad de un país megadiverso. La respuesta a nivel local ha sido muy optimista de acuerdo con Osado, pero es “principalmente la juventud la que recibe a Guerxs con los brazos muy abiertos”. Pero el éxito del proyecto no se limita a México, pues también han llamado la atención de agentes globales y los modelos han sido fichados para participar en campañas para firmas internacionales como All Saints y ASOS; o el más reciente triunfo de esta iniciativa, cuando María González, maniquí de Guerxs, se encargó de cerrar el desfile de Vaquera FW18 en NYFW.

Angelica Ballesteros para @allsaints

A post shared by GÜERXS AGENCY (@guerxs) on

 

En tanto a la industria nacional, han sido las propias firmas mexicanas las que se han convertido en las principales embajadoras del poder de la belleza endémica. Pero debemos distinguir el particular esfuerzo que ha hecho el bloque de diseñadores más alternativo del país -conformado por casas de moda como Ready To Die, Sánchez Kane o Barragán– por generar una propuesta que vaya más allá de la moda para generar provocación que decante en un replanteamiento social de la estética.

Campaign SS18 by @june_canedo styled @tess_herbert

A post shared by BARRAGÁN (@barragannnn) on

Incluso los gigantes del retail han comenzado a reconocer esta necesidad de representación y de desmasificar su comunicación para tener acercamientos locales que generen mayor identificación y cercanía. El pionero en nuestro país ha sido H&M en 2017 con una campaña generada a nivel local para celebrar su apertura en el corazón de la CDMX. Con la campaña #HMLovesMadero, el gigante sueco escaló un peldaño más hacia la democratización absoluta de la moda.

H&M

Para la apertura de su flagship store en Madero, el pasado marzo de 2017, Levis ha querido ejecutar la campaña más realista posible. Entre sus modelos figuran un hombre y una mujer que fueron descubiertos caminando por la calle; dos empleados de la marca y otras figuras de la escena cultural mexicana. El mensaje es claro: la moda es de quien la viste y en México es de los mexicanos, es momento de abrazar la pluralidad racial de sus habitantes y darle espacio a todas las voces, o quizá sería más preciso decir, a todos los colores.