En la era post industrial, el nuevo lujo está en el trabajo artesanal

550
SHUTTERSTOSK

Si bien la industria de la moda siempre ha tenido una gran devoción por lo bello, pareciera ser que recientemente se ha redescubierto el valor del trabajo artesanal con más fuerza que nunca, aquel que les confiere autenticidad a los productos. El talento de los artesanos significa un enorme valor agregado, y cuanto más visible es este trabajo manual más atractivo este se convierte para los consumidores. Un producto hecho a mano, o de manera artesanal, es sinónimo de calidad y además conlleva un sentido emocional del cual los productos industrializados carecen.

La necesidad de las empresas por adoptar un desarrollo sostenible y prácticas comerciales éticas, combinada con la pérdida continua de técnicas artesanales tradicionales, posiciona potencialmente a las artesanías globales como el nuevo lujo. La cultura, la historia y el patrimonio no tienen precio, y la autenticidad de los productos elaborados a raíz de un conjunto de destrezas patrimoniales es un medio crucial para revigorizar el mercado de la moda de lujo, sobreexpuesto en un momento en el cual se cuestiona su autenticidad.

Publicidad

La expansión global y la democratización para hacer los productos de lujo accesibles al mercado medio, ha complacido a los accionistas, pero también ha llevado a la sustitución de la artesanía individual por la producción en masa.

El trabajo artesanal global puede ser completamente recontextualizado y reevaluado cuando se lo asocia con la tradición y un diseño sofisticado. La fusión del diseño con la artesanía tiene el potencial de honrar y valorar la tradición, la historia de la artesanía, el contexto y las personas que en este proceso participan dándole un nuevo valor al trabajo artesanal a través de un diseño vanguardista y sofisticado. Pocos diseñadores han logrado este delicado equilibrio, y fueron sobre todo los diseñadores emergentes, con muy pocas excepciones notables cono lo es Urban Zen de Donna Karan.

Los sectores de ayuda y desarrollo también han caído en cuenta sobre el valor de los artesanos. Siguiendo a la agricultura, el sector artesanal es el segundo mayor empleador en el mundo en desarrollo. Organizar este sector para aumentar las ventas y la eficiencia de su producción tiene el potencial de crear empleos, aumentar los ingresos y fomentar el desarrollo sostenible. Por estos motivos es que las organizaciones de apoyo han invertido cada vez más en este campo, ayudándolos a vender sus creaciones y llevándolos a ferias comerciales.

Lee: La cura de la moda comienza con el consumidor y termina con los diseñadores

El futuro de la moda deberá estar anclado en la sostenibilidad y en la producción de bienes que sean bellos por dentro y por fuera, y es allí dónde radica la importancia de los artesanos quienes se enorgullecen de su trabajo poniendo su corazón y alma en él. Son una de las claves en la construcción de una industria de moda que tenga ética y estética.

Las fábricas de fast fashion que explotan a sus trabajadores están atrapadas en un ciclo interminable de creación a precios ridículamente baratos mientras destruyen la industria y el planeta. Estos modelos de explotación crean una industria la cual entierra a los derechos humanos bajo capas burocráticas, corporaciones y marketing convirtiendo a la ropa barata en cara, solo que son quienes la hacen los que pagan ese precio.

Lee: ¿Es posible crear fast fashion y ser sustentable?

Definiendo “hecho de manera artesanal”

Esta forma de fabricar un objeto implica que una marca está trabajando directamente con quienes hacen los productos, proporcionando un trabajo ético y sostenible que conserve tradiciones artesanales, que de otro modo quedarían obsoletas, y compensando a sus trabajadores de manera justa. Este sistema revitaliza comunidades, apoya a mujeres en los negocios, y lo mejor de todo son sus efectos son directos e inmediatos en ese grupo de artesanos.

Marcas que trabajan con artesanos

Soko

Soko

Las fundadoras de Soko, Gwendolyn Floyd, Ella Peinovich y Catherine Mahugu, se conocieron y fundaron su Proyecto en Nairobi, Kenya. En el año 2015 mudaron sus oficinas a Silicon Valley estableciéndose en San Francisco. Sonpioneras en Ethical Fast Fashion logrando alinear el talento artesanal de los mercados emergentes con el consumidor de moda internacional. Soko trabaja con artesanos emprendedores día a día para ayudarlos a construir sus negocios, mejorar su capacidad de producción y aumentar sus ingresos de manera sostenible empleando tecnología para potenciar y brindar acceso equitativo a las oportunidades para los artesanos marginados. Su innovadora tecnología utiliza el teléfono móvil para conectar empresarios artesanales independientes a Soko en una “fábrica virtual” ética y transparente. Con estas herramientas móviles los artesanos tienen acceso a todo un mundo de consumidores, expandiendo sus horizontes comerciales y sus perspectivas empresariales, y redefiniendo la estética de la moda ética.

AYNI

Vestido Lena de Ayni

Fundada en el 2009 en Perú, la línea está compuesta a base de productos de alta calidad a base de los mejores materiales encontrados en la naturaleza y con un fuerte compromiso social, económico y ambiental. La marca busca convertirse en ejemplo para el resto de la industria de la moda mostrando como la ética y la estética pueden unirse para estimular un estilo de vida y consumo consiente.  Sus prendas están realizadas por artesanos peruanos siguiendo principios de producción responsables y sostenibles. Ayni creó su propio programa de certificación Ayni Certify convirtiéndose en el primer centro de certificación liderado por el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo para certificar a personas en calificadas en tejeduría manual desde el 2012. El objetivo de esta certificación fue el dar reconocimiento y valor a estos conocimientos y contribuir al empoderamiento de los artesanos creando nuevas oportunidades de trabajo y mejorando sus estándares de vida.

Ciénaga

Ciénaga

Fundada en el 2016 en Colombia con el fin de compartir el talento latinoamericano con el mundo a través de productos artesanales contemporáneos. La marca refleja el cruce entre el trabajo artesanal y la moda contemporánea buscando fusionar tradiciones artesanales de la región con diseños sofisticados y vanguardistas. Ciénaga crea y exhibe productos únicos y vibrantes, hechos éticamente por artesanos y diseñadores que valoran la preservación de las tradiciones ancestrales.Ellos buscan compartir, nutrir e innovar en la cultura antigua con piezas cuya esencia trasciende el paso del tiempo. Además de ser una marca en sí misma, cuentan con una plataforma que empodera comunidades y exhibir el valor de Latino América ante el resto del mundo ofreciendo productos hechos a mano, sostenibles, éticos y exclusivos.

TAO

Tao

La diseñadora de TAO, Vanessa Arcila, siempre estuvo muy interesada en el valor de lo artesanal en su tierra natal de Colombia. La diseñadora busca rescatar el arte precolombino diseñando joyas con un toque postmoderno y dando continuidad a la herencia de la orfebrería que muchos artesanos practican en su tierra. Ella trabaja todas sus colecciones con un grupo de artesanos que son parte de su equipo de trabajo estable y son quienes se encargan de elaborar cada pieza con sus propias manos. Colombia es conocido por tener las mejores esmeraldas en el mundo y en el año 2014 la diseñadora comienza a incorporar estas piedras en sus creaciones. Gracias a esto, y a su compromiso con los artesanos, FEDESMERALDAS (federación nacional de esmeraldas colombianas) nombró a Vanessa embajadora de la esmeralda colombiana a nivel internacional. TAO logra llevar el trabajo de los orfebres locales al mundo manteniendo viva la tradición de las esmeraldas.