El mega taller de Chanel que abrirá en 2020

La maison unificará sus talleres especializados de producción artesanal.

689
- Publicidad -

La maison Chanel reunirá en un solo edificio al norte de París a todos sus talleres propios de producción artesanal especializada como los joyeros Desrues y Goossens, los bordadores Maison Lesage y Atelier Montex, los zapateros Massaro, los sombrereros de Maison Michel y la Maison Lemarié, especializada en los bordados con plumas y la confección de las camelias de tela, el símbolo de la firma.

Las cercana relación de la casa con la artesanía o Métiers d’Art data desde que su fundadora Coco Chanel comenzó a trabajar con los zapateros Massaro para la producción de sus icónicos zapatos slingback bicolor, los joyeros Goosens para su joyería personalizada y la Maison Lemarié para los diseños con plumas y flores de tela.

Foto: Chanel
Foto: Chanel, Camellia de seda
Publicidad

El enorme edificio en Porte d’Aubervilliers, al norte de París está a cargo del arquitecto premiado Rudy Ricciotti, ganador del Grand Prix National d’Architecture y es conocido por su innovador uso del concreto en edificaciones como El Museo de las civilizaciones de Europa y del Mediterráneo en Marsella y el Departamento de Artes Islámicas del Louvre.

Foto: Shutterstock, Musée des Civilisations de l’Europe et de la Méditerranée de Rudy Ricciotti

El arquitecto se inspiró en la habilidad de los artesanos de la moda para crear piezas de gran belleza y lo tradujo al edificio con una fachada de pilares de concreto que simulan hilos entrelazados. El edificio gozará de mucha luz natural, amplios jardines y será energéticamente eficiente gracias al enfoque tecnológico de Ricciotti. La edificación constará de alrededor de 25,000 metros cuadrados, cinco pisos, dos sótanos, y está planeado que se concluya para el año 2020.

Foto: Rudy Ricciotti, Chanel

Desde que comenzaron a trabajar para la maison y hasta la actualidad, los talleres especializados de Chanel están esparcidos en diferentes locaciones de la ciudad de París y los suburbios. La idea es concentrar todos ellos en un solo lugar con el propósito de mejorar las condiciones de trabajo de los artesanos porque la demanda ha crecido mucho y los sitios de producción en Aubervilliers y Patin están saturados. Este es un claro y positivo indicador de que la firma cree en las personas que trabajan estos oficios e invierte en el futuro de la artesanía de la moda de lujo.

Foto: Rudy Ricciotti, Chanel