La vida rosa de Tessa Ia

Excéntrica, cercana y divertida, la actriz e intérprete nos cuenta cómo ha diseñado su particular universo donde vive y crea, en colaboración con GAIA

2159
- Publicidad -

Recuerda perfectamente Tessa el momento en el que dijo: “Este es mi reino”. “Buscaba desesperada una nueva casa tras el temblor. Estaba a punto de tirar la toalla e irme a vivir con mi hermana, cuando mágicamente apareció un precioso departamento de puertas rosas. Mi tierra de ensueño. Me sentí tan reflejada que no dude más de dos segundos en convertirlo en mi hogar. De seguido, me instalé y comenzó la fantasía”.

No se trata simplemente de un bonito departamento con puertas rosas, es el espacio que la actriz, intérprete y compositora necesitaba en esta etapa, el escenario perfecto para diseñar su vida y su carrera. “Salí de casa a los 17 años, he brincado de roomie en roomie, he vagabundeado temporadas por cuartos de exnovios o con mi hermana. Me gané poder levantarme por la mañana con el sol y decir todo esto es mío. Es una increíble sensación de plenitud, de realización” explica emocionada, mientras mueve las manos como si lanzara papeles de colores al aire.

Publicidad

 

 

 

Tessa actúa y escribe desde su niñez, cuando descubrió en las palabras un modo de expresión tan rico como su mundo interior. De niña colaboró con Guillermo Arriaga en la cinta Fuego, pero su consagración como actriz vino de la mano de su amigo Michel Franco en la cautivadora Después Lucía. Además, hace unos años decidió exhibir su creatividad en la música con su encantador álbum Correspondencia.

En su aventura doméstica le acompaña su gata esfinge, Safo, enigmática y divertida como su dueña. Junto a ella, Tessa ha creado un universo propio, ese lugar en el que se siente segura para que fluya la creatividad: “paso las tardes tocando la guitarra o me siento a escribir poemas, que son la base de muchas de las letras de mis canciones. También preparo mis guiones o me visto y desvisto hasta conseguir el look para mi próximo show”. Todo sucede en el tapete persa que robó a su papá, ubicado en la sala, su lugar preferido para componer “inicialmente pensé en decorar un cuarto extra como estudio, pero me pregunté por qué limitarme a un espacio cuando puedo usar toda la casa”, nos comenta.

La Tebas de esta faraona urbana es fresca, optimista y luminosa. Un paraíso sin cortinas con seleccionadas piezas de GAIA, varias plantas y muchos tesoros. No son de oro ni plata, sino de algo infinitamente mejor. Son de momentos y de tiempos compartidos. Complicidades, recuerdos representados en libros, cuadros, dibujos y libretas. “El primer mueble que compré para esta casa fue una cajonera de GAIA para almacenar todas mis joyas sentimentales”, nos explica mientras nos muestra algunos de esos objetos.

 

En esta casa de las maravillas también hay adivinanzas, acertijos y trabalenguas, la mayoría en colores rosas y turquesas, pegados al refri o ubicados en el baño, detalles que permiten descifrar más a fondo su personalidad curiosa y su alegría de vivir, además de sus nítidas intenciones “este hogar está diseñado explícitamente para la soltería. Mi sala está formada por una mesa y una sola silla. Lo mismo sucede con el sofá. Podrían sentarse dos, pero es asombrosamente cómodo para una sola persona” destaca irónicamente mientras ríe.

Cree que vivir como quieres es fácil cuando entiendes que todo empieza en tu casa. Sólo necesitas dar el primer paso y diseñar espacio por espacio tu vida, como al componer. Cuando le preguntamos si ya vive como le gustaría, nos responde “Sí, soy feliz. Justo viviendo lo que tengo que vivir, con la gente adecuada y en el lugar que me merezco: mi casa de puertas rosas. No cambiaría nada. Bueno sí, quizás me pondría cortinas”.

Filias/Fobias

En su casa suena Temptation de New Order y se lee El retrato de Dorian Gray
Me encanta la lámpara Arco de Castiglioni/ cualquier hechizo de plástico
Mi artista favorito es Pedro friedeberg/ Romero Britto
El turquesa y el verde olivo/ Naranja
Olor a madera quemada/ alguno muy empalagoso
Últimamente el cobre rosa/ el plástico
Mis favoritas son las peonias/ aburridas rosas blancas
El Art decó/ El estilo de los 80`s con vidrios negros y barandales dorados