El festival de arte Careyes vivido a través de sus dresscodes

GNP Arte Careyes tiene uno de los códigos de vestimenta más estrictos en festivales y es parte de lo que hacen la experiencia tan mágica.

669
- Publicidad -

Entre Manzanillo y Puerto Vallarta existe un paraíso escondido en la selva de Cuitzmala: Careyes. Un lugar de ensueño fundado en 1968 por el italiano Gian Franco Brignone y que hoy, 50 años después, se conserva como una oda a la naturaleza, la belleza y los placeres.

Desde hace 8 años, se celebra en esta costa GNP Arte Careyes, un festival con artistas internacionales invitados, una muestra de cine y de arte, así como actividades que te permiten conocer los aspectos más cautivadores de Careyes como su tradición por el polo, arquitectura y estilo de vida desenfadado.

Publicidad

Todo esto bajo un estricto código de vestimenta que por cinco días nos transportaron.

Foto: Ximena Morfin

Dresscode 1: Wabi sabi

Tonos neutros, texturas raw y naturales, piezas tejidas y oversized

Para comenzar el festival, acudimos a la inauguración de la galería que contaba con una muestra del fotógrafo Joel-Peter Witkin, quien estuvo presente. Más tarde pasamos a la proyección al aire libre del documental “Rostros y Lugares” de Agnès Varda y el artista JR. Esta película fue un warm up de la sorpresa que nos esperaba al día siguiente.

Foto: Ximena Morfin

Después del cine bajo las estrellas nos dirigimos a Playa Rosa para la cena inaugural del festival a la orilla de la playa.

Foto: Ximena Morfin

Dresscode 2: Off Road

Botas, prendas para la aventura

El día comenzó con un recorrido por las calles, las playas y los caminos vírgenes de Careyes probando las camionetas de off-road de Mercedes Benz.

Foto: Ximena Morfin

La rodada culminó en un acantilado que resguarda el ícono de Careyes: la Copa del sol. En ella, descubrimos la sorpresa que JR había dejado para nosotros: una intervención de la copa.

Foto: Ximena Morfin
Foto: Ximena Morfin

Más tarde hicimos una parada en un pequeño oasis al centro de un campo desértico, en donde probamos la cocina típica de Careyes.

Foto: Ximena Morfin

Dresscode 3: Sand Whirl

Sombreros, capas, collares, flecos, turbantes

Vestidos como si estuviéramos listos para asistir a Burning Man, nos dirigimos a la proyección de “Tiempo Compartido” el nuevo largometraje de Sebastián Hoffman. Ahí mismo, la firma joyera mexicana Tane hizo entrega del reconocimiento al artista JR.

Foto: Ximena Morfin

Nuestra siguiente parada fue Samadhi, un lugar dedicado al glamping en donde nos esperaba una de las fiestas más cool del festival con fogatas, tiendas de campaña, tapetes y cojines en la arena al estilo Las mil y una noches para disfrutar de buena comida, música y diversión.

Foto: Ximena Morfin
Foto: Ximena Morfin

Dresscode 4: Cali vibes

Trajes de baño, slip dresses, crop tops, escotes y camisas

Esta vez la cita fue en Playa Los Negritos, donde nos esperaba una fiesta para disfrutar con todos los sentidos comenzando por un festival de gastronomía local, un pop up shop de moda mexicana, masajes a la orilla del mar, vitamin bar y los drinks más ricos a cargo de Veuve Clicquot, Môet y Belvedere.

Foto: Ximena Morfin
Foto: Ximena Morfin

Por supuesto, con la mejor música por Don Alex Albert.

Foto: Ximena Morfin

Dresscode 5: Mexican chic

Bordados, olanes, tonos saturados y estampados florales

Vestidos con nuestra mejor reinterpretación contemporánea de los elementos mexicanos, fue momento de pasar a Casa Sol de Oriente, una casa en la cima de una colina donde, mientras disfrutábamos del espectacular atardecer del Pacífico, fuimos parte de Oda al silencio, un performance en homenaje a Luis Barragán dirigido por Andrés Arochi y presentado por Stella Artois.

Foto: Ximena Morfin

Ya inmersos en un estado mental artístico, llegamos a Plaza de los Caballeros donde nos esperaba una cena precedida de una subasta de arte. Entre papel picado en tonos metálicos y pirotecnia, la sorpresa de la noche fue un show de Parson James que concluyó con su mayor éxito Stole The Show.

Foto: Ximena Morfin

Dresscode 5: Neo-dapper

Vestidos vaporosos, pantalones de talle alto, sombreros y elegancia casual

¿Sabías que el primer campo de polo en México se construyó en Careyes? Con la Copa de Polo en este paraíso termina la temporada de polo en el país. Acompañados por una mesa llena de manjares y una copa de champagne rosé, disfrutamos de un partido en el impresionante campo de Careyes.

Foto: Ximena Morfin

Dresscode 6: Tropical PJ Party

Set de pijama, kimono y batas en clave tropical

Para darle la despedida a un fin de semana dedicado a celebrar el arte en todas sus formas, tocó un look relajado pero con el acento tropical de la selva en que nos encontrábamos. Así nos dirigimos a otra pequeña playa de la costa en donde vivimos la clausura del festival y solo nos queda decir ¡nos urge que sea 2019 para vivir una edición más de GNP Arte Careyes.

Foto: Ximena Morfin