La reina finalmente le dio su lugar a Camila Parker con estas palabras

2190
- Publicidad -

Sin duda las celebraciones por los 70 años del príncipe Carlos nos están dejando momentos muy agradables. Anoche en la fiesta en el Palacio de Buckingham, la reina Isabel II le dirigió unas palabras emotivas. Lo imaginábamos, es su hijo. Lo que no esperábamos era la frase breve y contundente con la que reconoció a Camilla, la esposa de Carlos que por años detestó.

Pero vayamos por partes: la fiesta de ayer fue privada y se entiende, era un momento muy importante para la familia real británica y para la crema y nata de la realeza europea que se reunió en torno al que será el próximo monarca de Reino Unido.

Publicidad

Pero aun con esta intimidad, la casa real compartió lo más importante con la gente que aprecia a la familia de Isabel II, entre súbditos y personas de muchas partes del mundo, así como con los medios de comunicación, claro. Nos referimos a las palabras no de una reina a su sucesor sino de una madre a su hijo mayor:

La reina empezó así: “Es un privilegio para cualquier madre poder proponer un brindis para su hijo en su cumpleaños 70. Significa que uno ha vivido lo suficiente como para verlo crecer. Es algo así como, para usar una analogía que estoy segura de que les gustará, plantar un árbol y poder verlo crecer”.

¿No es tierna? Pocas veces la reina deja ver lo que siente realmente, siempre es correcta y formal, así fue educada. Esta vez no dejó de serlo pero hay un toque especial en sus palabras.

Y hasta tuvo un momento entre entrañable y gracioso cuando recordó a Isabel, su propia mamá: “Mi madre me vio cumplir 70 años, por supuesto. Y ella dijo que 70 es exactamente la edad en la que la cantidad de velas en tu pastel finalmente supera la cantidad de aliento que tienes para apagarlas”.

El príncipe Felipe, su esposo por casi 71 años y padre de Carlos, no podía quedar fuera, es su compañero de vida y quien formó al príncipe, aunque haya sido a base de imponerle estudiar en una escuela muy disciplinada que el príncipe de Carlos odió. Sin embargo, al final es su padre y se aman.

The Royal Family

Bien, en esta parte de su mensaje, la reina resumió lo que ella y su esposo piensan y sienten por el príncipe de Gales: “A lo largo de sus 70 años, Felipe y yo hemos visto a Carlos convertirse en un campeón de la conservación (ambiental) y las artes, un gran líder caritativo, un heredero al trono dedicado y respetado para compararse con cualquiera en la historia, y un padre maravilloso”.

Estamos a punto de enternecernos más y viene lo inédito, lo que tardó años en suceder, 46 para ser exactos. Ni Isabel II ni Felipe aceptaron a Camilla cuando empezó su romance con Carlos. Incluso perteneciendo ella al círculo social y con raíces aristocráticas (es nieta de un barón e hija de un héroe de guerra), la reina no la consideraba correcta para su hijo porque había tenido otros novios antes y “no era virgen”.

Y después la detestó, cuando empezó a tener una relación extramarital con Carlos y peor cuando se difundieron audios íntimos entre ellos que, dicho sea de paso, fueron sacados de contexto.

Clarence House

Pero hoy parece que el tiempo, ver que Carlos realmente la amaba y sobre todo que Camilla le ha dado estabilidad a su vida convencieron a la reina de que debía aceptarla y lo ha hecho de buen grado. El príncipe y Camilla se casaron en 2005, desde entonces todos forman una familia estable, hijos, nueras y nietos incluidos.

Es justo en este contexto que las pocas palabras que Isabel II dedicó Camilla al final de su discurso son tan importantes para la vida de su primogénito: “Sobre todo, sostenido por su esposa Camilla, él es un hombre, apasionado y creativo”. Sólo esto bastó para reivindicarla públicamente al fin.

Isabel II concluyó de esta forma: “Así que este brindis es para desearle un feliz cumpleaños a mi hijo, en todos los aspectos, un hombre original. A ti, Charles. Al príncipe de Gales”.

Esta vez la reina de Inglaterra, una de las mujeres más poderosas del mundo, no enterneció.