5 razones por las que Baby One More Time no es una canción, es un himno

1067
YouTube

Por: Melina Vázquez

A veces es difícil notar lo rápido que pasa el tiempo, hasta que un día te das cuenta que hace dos décadas se estrenó la canción que lanzó a Britney Spears al estrellato: “Baby One More Time”. 

Publicidad

Era el año de 1998, cuando Britney de 16 años de edad interpretó la canción por primera vez, la cual, sin saberlo se convertiría en un gran emblema de la era de los 90. Así, el mundo vio nacer a quien más tarde se conocería como la princesa del pop.

20 años después miles de amantes de la cultura pop, celebramos esta canción que para la mayoría marcó nuestra infancia y para muchos otros su adolescencia. Pero esto no fue todo, tanto fue el éxito que se convirtió en un emblema de la época y aquí te dejamos las 5 razones por las que este sencillo de Britney es mucho más que sólo una canción de los 90.

1. Fue la prueba de que el pop tendría una nueva princesa

A inicios de los 90, la escena musical estaba dominada por artistas como Whitney Houston y Alanis Morrisette. Por su parte, Madonna, la “reina del pop”, había reinado ya por varios años con un pop más clásico. Así, el debut de Britney llegó a darle un aire nuevo a la industria con melodías que marcaban un estilo propio y novedoso

2. Su épico video

Britney apareció con un look que nunca habíamos visto antes y presentó un video con un aire de frescura que le hablaba a generaciones más jóvenes.  Así, inspiró a miles a seguir su estilo; todavía ahora hay quienes se disfrazan con ese mítico look.

 

3. La melodía y letra de la canción

Hay algo en su música y la letra que hace imposible dejar de pensarla por un buen rato, luego de escucharla. Los genios detrás de la composición fueron Eric Foster White y Max Martin. Éste último trabajó con Backstreet Boys y otras boy bands, pero fue con Britney que alcanzó un éxito tan grande.

4. Fue todo un éxito comercial

El álbum que contenía esta canción fue un gran éxito comercial. El sencillo encabezó los charts mundiales, y a la fecha es uno de los tracks más vendidos en la historia. Para darte una idea, imagina que vendió más de 10 millones de discos y le mereció dos nominaciones al Grammy a Britney. El mundo reconoció entonces que estaba mirando el nacimiento de una prometedora estrella pop.

5. Es un himno para las rupturas amorosas

Si tenías alguna desilusión amorosa, esta era la canción que escuchabas.  Su tristeza por haber cortado con su novio, se convirtió en algo con lo que cualquiera podía relacionarse. Aún ahora, después de tantos años, sigue siendo perfecta para describir ese sentimiento.