Melania Trump no quiere que hablen de sus looks, sin embargo, todos lo están haciendo

497
Getty

La primera dama Melania Trump acaba de finalizar su primer viaje representando la Casa Blanca sin la compañía del presidente. En este tour en solitario, la primera dama de EE.UU. declaró que deseaba que el público se enfocara en lo que ella es capaz de hacer en vez de estar pendientes de lo que ella viste.

El itinerario de Trump culminó en Egipto, luego de visitar Kenia, Malawi y Ghana. Durante la gira, compartió con otras primeras damas, se entrevistó con jefes de estado, hizo visitas a diferentes centros de salud y hasta compartió con bebés elefantes, tratando de transmitir un enfoque humanitario y amigable que mejore la percepción de la administración de su marido.

Publicidad

Las palabras textuales del comunicado de la primera dama fueron “deseo que la gente se enfoque en lo que hago y no en lo que me pongo”. Sin embargo, minutos después de este comunicado, se vieron fotos de la primera dama vistiendo un traje color arena de Ralph Lauren con camisa Chanel, una corbata negra y una fedora que la hacían ver como un personaje de la película “Out of Africa”.

La moda y la diplomacia siempre han ido de la mano y lo controversial en esta oportunidad es el comunicado emitido y el look, un tanto “dispendioso” considerando las dificultades y humildad del entorno de los países visitados.

Foto: Tarek Wajeh/picture alliance via Getty Images

En una revisión a cómo las primeras damas han usado sus atuendos como símbolos de la administración de sus maridos: Nancy Reagan era la personificación del glamour nacionalista de la era; Michelle Obama se enfocó en incluir diferentes diseñadores que representaran América y los países involucrados en cada ocasión.

Ahora bien, si el deseo de la primera dama es que se le considere más por sus acciones que sus apariencias, debería entonces seguir el ejemplo de Hillary Clinton y ser mucho mas neutral en sus atuendos. En realidad fue un deleite ver los diferentes atuendos que la primera dama uso en su viaje a África. Del punto de vista de moda, vistió según el papel que queria representar desde el punto de vista político, y su declaración produjo ecactamente lo contrario al “deseo”, pues su propio argumento generó la polemica del momento.